| Wong Kar-wai

Cuando se conecta la pasión y el deseo negado con una narración que desborda lo puramente cinematográfico, nace una película que aúna la poesía visual más febril con un trasfondo emocional único en su especie. Wong Kar-wai construye un símbolo inmortal.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?