| Paul Greengrass

Contagiado por la acción de Bourne y la actualidad política y mediática americana, Greengrass dirige con estilo clásico y sin pretensiones una obra que respira aires de King Vidor y John Ford para crear un filme que, desde el pasado, habla del presente.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?