| Kornél Mundruczó

Mientras mantiene un tono opresivo y perturbador, la película dirigida por Kornél Mundruczó agarra al espectador desde un desgarrador inicio que, aunque no mantiene el mismo nivel de intensidad durante el metraje, sí derrocha trascendencia y buen gusto.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?