| Juan Cavestany

Un efecto óptico
| Un puzle metafílmico que ni Lynch de carajillos

Juan Cavestany regala un aperitivo entre onírico y meta. Un breve largometraje que cortocircuita la mente, enternece y divierte con lo absurdo. Psicodelia que luce el guion y variedad técnica que aplicaría un José Luis Cuerda a una «Carretera perdida».

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?