| Ilya Naishuller

Una película tan divertida como despreocupada que encuentra sus virtudes en su ligereza, sus maneras festivas y un tono cómico que, muy bien medido y repartido en su metraje, sabe recordar al mejor cine de acción sin hacer de menos al espectador.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?