| Fernanda Valadez

Sin señas particulares
| Cuando no hay camino de vuelta

Podemos ver el dolor de los demás como un modo de estar en el mundo, de lucha constante. Podemos canalizarlo a través de la justicia, que no siempre lleva a ningún lugar. A veces no hay forma de pelear contra quien te obliga a olvidar.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?