| Dawn Shadforth

La fácil mercantilización del cuerpo, y la conquista progresiva de la personalidad, encuentran en esta serie anglosajona un terreno fértil para hacer un retrato social de nuestros tiempos, a veces exagerado, absurdo o dramático, pero no muy cómico.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?