Pulgares para qué os quiero
| Los mandos de nuestra vida

Los más de 30 años de ocio y desarrollo consolero dan para mucho. Aquí van 10 mandos que marcaron la industria del videojuego.

La nueva generación de consolas está a la vuelta de la esquina. ¿Y qué sería de ellas sin sus respectivos mandos? Ya os lo decimos nosotros: como un jardín sin flores o una partida online a un shooter sin «niños rata». 

Por ello, os presentamos este listado de diez mandos —y una sorpresa final— que, para bien o para mal, dejaron su impronta en la historia de los videojuegos. Más de 30 años y ocho generaciones de consolas dan para mucho. Y nuestros agradecidos dedos dan fe de ello.

1. NES (1983) 

El abuelo de los mandos tradicionales de consola es este icónico y anguloso pad con el que el mundo hizo saltar a Super Mario por primera vez. Esos grises con el contraste del rojo y esa tipografía eran, en los inicios de los 80, un diseño inequívocamente futurista. La cruceta nació con él y nos sigue acompañando hasta día de hoy, un mérito incuestionable. Sobredosis de nostalgia en 8 bits.

2. SNES (1990) 

Y el heredero fue este —mucho más refinado— mando de Super Nintendo. La colocación y forma de botones START y SELECT quedó grabada a fuego en nuestra memoria, así como los característicos colores de los botones destinados al disfrute del pulgar derecho. Además, incluía por primera vez los botones L y R situados en la parte superior del controlador. Y, qué narices, es muy bonito.

3. Nintendo 64 (1996) 

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No! ¡Es el mando de Nintendo 64! La compañía japonesa decidió desafiar toda lógica y romper la dinámica del diseño de sus anteriores generaciones de consolas. Nadie sabe aún cuál es la forma correcta de sostener este pad sin que parezca un arma, y quizás sea parte de su encanto. El stick y su desmesurada altura —y fragilidad—, los botones C —más conocidos como «botones Ocarina»— y una ranura trasera para ampliar las funciones del mando hicieron el resto.

4. PlayStation (1997) 

Uno de los mejores mandos de la historia para una de las mejores consolas jamás fabricadas. El DualShock de 1997 fue el rediseño del pad original de 1995 —el cual, aunque parezca increíble a día de hoy, tenía una cruceta y carecía de stick analógico—. Vale, el gris de este DualShock era un tanto feo, pero la colocación de los botones era la que tenía que ser y consolidó los míticos triángulo, círculo, aspa y cuadrado. Marcó una época, pasó por más de cien millones de personas y se convirtió en un icono pop por méritos propios. 

5. Dreamcast (1998) 

La última consola de la malograda Sega, Dreamcast, contó con uno de los mandos más originales de la historia videojueguil. Más allá de su atrevido diseño, la principal innovación residió en la parte central del pad: su pantalla LCD. No estaba integrada en él, sino que en realidad era un dispositivo externo que se conectaba en un puerto del propio mando y que funcionaba por separado. Un interesante avance que, por desgracia, no le sirvió para evitar ser fagocitada por el monstruo de PlayStation 2.

6. Xbox 360 (2005)

Si hablamos de evolución de mandos de consola, el caso de Xbox es probablemente uno de los más paradigmáticos. Y es que el pad de la primera Xbox era, a juego con la videoconsola a la que acompañaba, un verdadero mastodonte. Microsoft debió tomar nota y, tras un rediseño para hacerlo más pequeño y ergonómico, posteriormente en su sucesora parió uno de los mandos más cómodos que nuestras manos han disfrutado. Su esquema y diseño es, quizá, el modelo de controlador más redondo —e imitado— de la historia reciente del videojuego. 

7. Wii (2006) 

 

Si no recuerdas la fiebre Wii Sports, ¿en qué planeta vivías en el año 2006? Lesiones de muñeca, mandos incrustados en televisiones y familias enteras jugando a ser Rafa Nadal. El pad de Wii ya forma parte de la historia del sector por su intento de revolucionar el mismo y de estandarizar el control por movimiento. ¿Lo logró? No, la verdad, pero nos dejó buenos momentos y ciertos experimentos exitosos como Red Steel 2 o la espada hiperrealista del The Legend of Zelda: Skyward Sword —que, eso sí, requería la compra del accesorio adicional Wii Motion Plus—. Y, además, jugar con las manos separadas —Wiimote en una, nunchuck en otra— generaba una sensación tremendamente liberadora.

8. Wii U (2012)

Por dónde empezar. Veamos. A ver, digamos que el mando de Wii U tiene más carencias que virtudes. Su leitmotiv —la pantalla táctil de 6,2 pulgadas incorporada— no se aprovechó en la mayoría de juegos y la calidad de la misma era más que cuestionable. La decisión de incluir este elemento lastró el diseño en su conjunto, dando pie a uno de los pads menos ergonómicos y cómodos en general que se recuerdan. Y la duración de la batería era inversamente proporcional al peso del controlador. Eso sí, supuso un campo de pruebas genial para el alumbramiento de Nintendo Switch.

9. Xbox One Elite (2015)

Es difícil no sentirse abrumado la primera vez que observas este mando, dirigido como su nombre indica al sector más experto y exigente de jugadores. Su sobriedad, elegancia y atrevimiento por renunciar a todo atisbo de color son señas de identidad de este pad. Pero lo que define al Elite Controller es su personalización extrema para cada clase de jugador: «setas» intercambiables para el stick, dos tipos de cruceta, gatillos traseros, posibilidad de guardar varias configuraciones de control y uso de botones… Porque no es lo mismo un tiro a la cabeza en Overwatch que en Fortnite

10. PlayStation 5 (2020)

Y terminamos con una mirada al horizonte de la nueva generación de consolas: PS5 y Xbox Series X. Aparentemente, Sony es la que en esta ocasión ha decidido dar un paso adelante e innovar un poco más en el nacimiento de su próxima criatura. Su mando, con un diseño definitivamente rupturista comparado con sus predecesores, se tiñe de blanco e incluirá vibración con respuesta háptica y micrófonos integrados (para poder maldecir a nuestros contrincantes online sin necesidad de auriculares). Este DualSense, a falta de echarle las manos encima, entra por los ojos.

EXTRA.  PlayStation 3 (2005)

Probablemente sea la primera vez en tu vida que veas esta especie de banana metálica. No, no se trata de un gadget del arsenal de Batman. Este iba a ser el mando de PlayStation 3. Así fue presentado junto con la consola por una orgullosa Sony. No os sorprenderá lo siguiente: a internet no le gustó. En absoluto. Tanto fue así que la compañía japonesa decidió castigarlo enviándolo al rincón de pensar. Y ahí sigue a día de hoy. Desde La Ciclotimia le mandamos un saludo y nuestros mejores deseos para el futuro. Quién sabe, igual a PS6 le apetece ponerse juguetona otra vez.



  • 37
  •  
  •  
  •  
Texto de Alber Romero | © laCiclotimia.com | 18 mayo, 2020
  • 37
  •  
  •  
  •  



Texto de Alber Romero
© laCiclotimia.com | 18 mayo, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?