Kingdom
| Come o déjate comer

Corea del Sur, 2019-Actualidad | Dirección: Kim Seong-hoon, Park In-je | Título original: Kingdom | Género: Serie de TV, Terror, Fantástico | Productora: Distribuida por Netflix. Coproducción Corea del Sur-Estados Unidos; AStory | Guion: Kim Eun-hee | Fotografía: Tae-Sung Kim | Reparto: Ju Ji-hun, Doona Bae, Ryu Seung-ryong, Greg Chun, Hye-Jun Kim, Kim Sang-ho, Kim Sung-kyun, Heo Jun-ho, Jun Suk-Ho, Kim Tae-Yul, Kim Tae-hoon, Park Byeong-eun, Jin Seon-kyu, Yoo Seung-mok, Jun Ji-hyun | | Disponible en:  Netflix  

Corea del Sur, 2019-Actualidad | Dirección: Kim Seong-hoon, Park In-je | Título original: Kingdom / 킹덤 | Género: Serie de TV, Terror, Fantástico | Productora: Distribuida por Netflix. Coproducción Corea del Sur-Estados Unidos; AStory | Guion: Kim Eun-hee | Fotografía: Tae-Sung Kim | Reparto: Ju Ji-hun, Doona Bae, Ryu Seung-ryong, Greg Chun, Hye-Jun Kim, Kim Sang-ho, Kim Sung-kyun, Heo Jun-ho, Jun Suk-Ho, Kim Tae-Yul, Kim Tae-hoon, Park Byeong-eun, Jin Seon-kyu, Yoo Seung-mok, Jun Ji-hyun |

Una producción televisiva de lo más atractiva que transporta al espectador de manera magistral a un entorno apocalíptico en la Corea medieval.

El enorme auge durante los últimos años del género zombi —tanto en cine, televisión o videojuegos— ha dejado caer una buena cantidad de obras tremendamente interesantes. El fenómeno The Walking Dead que hemos vivido desde aquel ya lejano 2010 ha hecho que una nada desdeñable cantidad de series se sumen al carro de este género y se decanten por representar, cada una con su marca de identidad, unos muertos vivientes que nos hagan pasar un buen rato —o malo, depende de cómo se quiera ver—. Kingdom, serie original de Netflix de creación surcoreana ha sido la sorpresa para muchos amantes de este género, entre los que yo me incluyo.

Esta producción televisiva propone un argumento y ambientación de lo más seductores. Corea medieval —concretamente situada en la época de la dinastía Joseon (1392-1897)—, juegos de poder, intereses políticos y hordas de zombis —cuya velocidad es digna de películas del cineasta Danny Boyle, director de filmes como 28 días después— hambrientos de carne humana. El hilo principal se centra en las vivencias del príncipe Lee Chang, primogénito del rey y heredero al trono, cuyos mejores deseos se van a ver truncados tanto por el clan Haewon Cho —una familia de nobles de Joseon— como por una enfermedad extremadamente contagiosa que se propaga a gran velocidad por el reino y convierte a sus huéspedes en despiadadas criaturas cuyo comportamiento es más cercano al de un animal furioso que al de un ser humano.

La calidad del maquillaje de la serie hace que la credibilidad de sus criaturas sea de altura.

Se podría decir que esta serie no ha inventado la rueda dentro del universo de nuestros queridos come-carne, pero le da un soplo de aire fresco al género muy necesario después de la ya manida fórmula de la anteriormente mencionada The Walking Dead. La premisa de la que parte es muy atrayente y la forma en la que se desarrolla es sencillamente magistral. El espectador está en todo momento atento e intrigado a partes iguales para ser conocedor de los siguientes acontecimientos y la forma en la que se va a desarrollar y extender la enfermedad.

La confección de los atuendos, el diseño de los escenarios y la representación de las tradiciones coreanas medievales están tan bien recreadas que, en un abrir y cerrar de ojos, el espectador se puede ver transportado a Hanyang.

Por el simple hecho de que la trama de la serie transcurra en una época pasada, la importancia del rigor histórico, al menos en lo que a ambientación se refiere, es uno de los pilares centrales. La confección de los atuendos, el diseño de los escenarios y la representación de las tradiciones coreanas medievales están tan bien recreadas que, en un abrir y cerrar de ojos, el espectador tanto se puede ver transportado a Hanyang —capital de la dinastía Joseon y antiguo nombre de la actual Seúl— como combatiendo a hordas de zombis a lo largo y ancho de las extensas tierras que separaban la capital de las ciudades vecinas.

Es menester comentar que el guion de esta serie no es original, ya que para la historia se han basado en el webtoon —formato de historieta digital nacido en Corea del Sur— publicado en YLAB Land of the Gods, guionizado por Kim Eun-hee —al igual que la serie de Netflix— y dibujado por Yang Kyung-il, conocido en Corea del Sur por su labor como artista de manhwa —tiras cómicas e historietas con algunas similitudes al manga japonés o al manhua chino—.

La gran Doona Bae, una actriz versátil como ninguna.

El elenco de esta producción es de lo mejorcito, encabezado por la magistral Doona Bae, actriz de grandes filmes de cineastas surcoreanos como Sympathy for Mr. Vengeance (Park Chan-wook, 2002), Un monstruo en mi puerta (July Jung, 2014) o The Host (Bong Joon-ho, 2006). Aparte de su participación en cintas de su país natal, ha realizado alguna que otra exquisita interpretación protagonista en películas niponas, como es el caso de Air Doll (Hirokazu Koreeda, 2009), a pesar de que el japonés no es su lengua materna. Continuando con otros miembros del reparto principal, la serie de Netflix cuenta también con actores de la talla de Ryu Seung-ryong, protagonista de Miracle in Cell No. 7 (Lee Hwan-kyung, 2013), una de las películas más taquilleras del cine surcoreano.

 Con todo lo expuesto visto en perspectiva, parece claro que no existe motivo alguno para que un fan del género no se adentre en el mundo planteado por Kim Eun-hee. La tensión, las persecuciones, los combates con coreografías espectaculares y los giros de guion están asegurados desde el primer episodio hasta el último. Sin lugar a dudas, Netflix ha expuesto sus cartas y ha conseguido ganarse a un público hambriento que siempre está dispuesto a devorar una buena historia de zombis. Esperemos que siga así.




  • 36
  •  
  •  
Texto de Diego García Miño | © laCiclotimia.com | 28 julio, 2020
  • 36
  •  
  •  



Texto de Diego García Miño
© laCiclotimia.com | 28 julio, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?