H. P. Lovecraft en 10 películas
| Las mejores adaptaciones del maestro del terror

Hace cerca de un siglo que Howard Phillips Lovecraft dejara por escrito una obra de ficción de las más influyentes y transformadoras de todos los tiempos. Aquí repasamos las adaptaciones al cine más relevantes de sus espeluznantes relatos e historias.

De todos los nombres inseparables de la historia de la literatura de terror, el de Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) ocupa un puesto privilegiado, quizás tan solo por detrás del de Edgar Allan Poe (1809-1849). Afligido por una vida precaria y una tendencia a la reclusión, Lovecraft pasó buena parte de su breve vida en su querida ciudad natal de Providence, Rhode Island, escribiendo relatos y novelas cortas de terror que apenas lograba publicar en pequeñas revistas pulp de la época, ampliamente denostadas por el público general. Pero mediante esas historias fue poco a poco construyendo un universo fascinante de científicos incautos, furiosas divinidades antiguas y sectas paganas cuyos elementos comunes, como la Universidad de Miskatonic, el libro ficticio Necronomicon o el colosal dios alienígena Cthulhu parecen haber trascendido la propia figura del autor.

El escritor H. P. Lovecraft.

Fiel a su característico estilo tenebroso y barroco, donde el texto se revuelve frenético o se congela paralizado ante los horrores innombrables y los abismos inefables a los que se asoman sus protagonistas, Lovecraft fue pionero en lo que se ha venido a llamar el terror cósmico: el miedo incontrolable ante lo absolutamente inhumano, enteramente indiferente a nuestra especie, un horror que se resiste a cualquier conceptualización. Este estilo tan particular puede parecer especialmente difícil de adaptar al cine, pero la colosal influencia del autor en el terror contemporáneo ha hecho casi inevitable que algunos valientes se atreviesen a llevar sus relatos a la gran pantalla. Y aunque todavía esperamos la adaptación de Las montañas de la locura por Guillermo del Toro y la prometida trilogía de adaptaciones de Richard Stanley, hay ejemplos de sobra de adaptaciones de Lovecraft para mencionar, y ya la lista sería infinita si se nos ocurriera explorar todas las películas en las que pueda advertirse la influencia del escritor. Aquí traemos, sin embargo, las que nos parecen las diez adaptaciones directas de su obra más relevantes, presentadas en orden cronológico.

1. El palacio de los espíritus (Roger Corman, 1963)

Estados Unidos, 1963 | Dirección: Roger Corman | Título original: The Haunted Palace | Género: Terror | Productora: American International Productions, La Honda Productions | Guion: Charles Beaumont, Francis Ford Coppola (Historia: H.P. Lovecraft) (Historias: Edgar Allan Poe) | Fotografía: Floyd Crosby | Edición: Ronald Sinclair | Música: Ronald Stein | Reparto: Vincent Price, Debra Paget, Frank Maxwell, Lon Chaney Jr., Leo Gordon, Elisha Cook Jr., John Dierkes, Cathie Merchant, Milton Parsons | Duración: 87 minutos | Disponible en Filmin


Gracias a cineastas como Mario Bava y productoras como la británica Hammer, el cine de terror de bajo presupuesto vivió una era dorada en los años sesenta. El cine de color se democratizaba, la censura se relajaba un poco, y ya era posible grabar brillantes producciones llenas de imágenes sugerentes y terroríficas. Era cuestión de tiempo que un maestro del terror como H. P. Lovecraft fuera objeto de alguna adaptación, y la tarea recayó en Roger Corman y su habitual aliado Vincent Prince. Si bien El palacio de los espíritus toma el título de un poema de Edgar Allan Poe, su trama está inspirada en realidad en la novela corta de Lovecraft El caso de Charles Dexter Ward, en el que el susodicho Charles se obsesiona con su antepasado Joseph Curwen, un supuesto brujo con el que comparte un parecido espeluznante.

Situada mayoritariamente en el ominoso y siniestro castillo de Curwen, El palacio de los espíritus hace buen uso de los tropos tradicionales del cine de terror para construir poco a poco una un ambiente inquietante y una trama convincente, beneficiada ante todo por las interpretaciones de Vincent Prince como Charles Dexter Ward y de Debra Paget como Ann Ward, la que acaba siendo la protagonista secreta del film. La película, aunque predecible y parsimoniosa en ocasiones y con un clímax estropeado por unos efectos especiales rudimentarios incluso para la época, acaba siendo un sólido ejemplo de terror clásico y una elección perfecta para disfrutar de unos cuantos escalofríos una tarde de domingo.

2. El monstruo del terror (Daniel Haller, 1965)

Reino Unido, 1965 | Dirección: Daniel Haller | Título original: Die, Monster, Die! | Género: Ciencia ficción, Terror, Thriller | Productora: Co-production Reino Unido-Estados Unidos; Alta Vista Productions | Guion: Jerry Sohl (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Paul Beeson | Edición: Alfred Cox | Música: Don Banks | Reparto: Boris Karloff, Nick Adams, Freda Jackson, Suzan Farmer, Patrick Magee, Paul Farrell, Terence de Marney, Leslie Dwyer, Sydney Bromley, Billy Milton | Duración: 75 minutos | Disponible en Filmin


Después de Vincent Prince, era el turno de otro icono del cine de terror, Boris Karloff, de encarnar a un personaje de H. P. Lovecraft. El monstruo del terror es la adaptación considerablemente libre del relato El color que cayó del cielo, en el que asistimos a unos jóvenes amantes atrapados en un siniestro castillo, personajes que caen extrañamente enfermos, monstruosos experimentos aberrantes y a un solemne Karloff en silla de ruedas intentando camuflar todo lo posible su acento.

Si bien es cierto que la película no se beneficia de su comparación con El castillo encantado, cuya ambientación e interpretaciones la superan con creces, quizás triunfe donde la anterior fallaba. Aunque sus efectos especiales no son mucho más trabajados, las amorfas y terroríficas imágenes que nos presentan, desde un invernadero de colores alucinogénicos a un meteorito de un brillo maldito, trasladan a la pantalla mucho mejor el sabor de ciencia ficción paranormal del terror cósmico de Lovecraft, y nos regalan una serie de momentos ridículamente originales que rescatan una película por lo demás confusa y sorprendentemente lenta para no llegar a los ochenta minutos de duración. Más barata y menos sofisticada que El castillo encantado, es sin embargo más salvaje y desenfadada y quien asegure que vio venir su delirante desenlace, está mintiendo.

3. La maldición del altar rojo (Vernon Sewell, 1968)

Reino Unido, 1968 | Dirección: Vernon Sewell | Título original: Curse of the Crimson Altar | Género: Terror | Productora: Tigon British Film Productions | Guion: Jerry Sohl, Mervyn Haisman, Gerry Levy, Henry Lincoln (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: John Coquillon | Edición: Howard Lanning | Música: Peter Knight | Reparto: Boris Karloff, Christopher Lee, Mark Eden, Barbara Steele, Michael Gough, Virginia Wetherell, Rosemarie Reede, Derek Tansley, Michael Warren | Duración: 89 minutos | Disponible en Filmin


Boris Karloff regresa en uno de sus últimos papeles en esta adaptación del relato Los sueños en la casa de la bruja de mano de Vernon Sewell y esta vez cuenta con el apoyo de otro imprescindible del cine de terror clásico, Christopher Lee. La presencia de Lee como antagonista, junto a una trama centrada en un incauto forastero que choca contra las tradiciones esotéricas de un pueblo de la campiña británica, ciertamente da a la película aires de predecesora de El hombre de mimbre (Robin Hardy, 1973), el clásico de culto del cine de terror inglés, con la cuál sin embargo flaquea en la comparación.

Aunque las escenas oníricas y casi alucinatorias con las que se abre la película rozan lo maravilloso, el metraje pronto se derrumba en escenas poco excitantes que solo nos hacen querer pasar más tiempo con el tipo en calzoncillos de cuero y cuernos de ciervo, el monje satánico y la bruja verde con plumas en la cabeza del principio. No es que La maldición del altar rojo no tenga sus puntos fuertes, con las apariciones de Karloff y Lee a la cabeza, y los ya mencionados elementos fantásticos que la hacen mucho más sugerente y espeluznante no ya de los dos ejemplos ya mencionados, sino de todo el resto de sí misma. El problema es que el film toma la desconcertante decisión de prestar la mínima atención a estas icónicas interpretaciones y esta imaginería satánica, y nos obsequia con más escenas de las necesarias siguiendo a su insulso protagonista y un personaje femenino que, aunque está encarnado por Barbara Steele, otro icono del terror, apenas está escrito más que para reaccionar a todo lo que ocurre. El resultado es sugerente, pero no mucho más.

4. Re-Animator (Stuart Gordon, 1985)

Estados Unidos, 1985 | Dirección: Stuart Gordon | Título original: Re-Animator | Género: Terror, Ciencia ficción | Productora: Empire Pictures, Re-Animator Productions Inc | Guion: Dennis Paoli, William Norris, Stuart Gordon (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Mac Ahlberg | Edición: Lee Percy | Música: Richard Band | Reparto: Jeffrey Combs, Bruce Abbott, Barbara Crampton, David Gale, Robert Sampson, Gerry Black, Carolyn Purdy-Gordon, Peter Kent, Barbara Pieters, Al Berry, Ian Patrick Williams | Duración: 86 minutos | Festival de Sitges: Mejor película (1985) | Disponible en Filmin


En imposible hablar de las adaptaciones cinematográficas de H. P. Lovecraft sin hablar de Stuart Gordon. El icónico director de cine de serie B ha hecho tanto por trasladar los relatos del escritor de Providence a clásicos del cine de terror que, de las diez adaptaciones que traemos aquí, cuatro están firmadas por Gordon. Y la primera que mencionamos no es solo quizás la película más emblemática de la carrera de Gordon, sino puede que también de esta lista. Re-Animator (1985) es con total seguridad la mejor definición de en qué consiste una obra maestra del cine de serie B y su acierto inicial de una serie de decisiones exitosas es que adapta el fantástico relato Herbert West, reanimador.

La película es un maravilloso ejemplo del grandísimo talento imaginativo de Lovecraft, pero también de Gordon, que adapta y actualiza el terror cósmico del escritor y lo barniza con un toque de comedia y sentido de lo macabro que, lejos de traicionar el mensaje de Lovecraft, lo amplifica. Encerrados en un bucle de reanimaciones y muertes, el icónico Herbert West y su asistente Dan se las dan de Doctores Frankenstein modernos atrapados en el mismo torbellino de vísceras y cadáveres rabiosos que han desatado. Un auténtico espectáculo macabro, con multitud de desnudos, desmembramientos y delirantes efectos prácticos, Re-Animator se ha consagrado merecidamente como una obra maestra del cine de serie B donde se aúnan con toda la violencia y fuerza posibles el terror más espantoso y la comedia más ridícula.

| CRÍTICA COMPLETA |

5. Re-sonator (Stuart Gordon, 1986)

Estados Unidos, 1986 | Dirección: Stuart Gordon | Título original: From Beyond | Género: Terror. Ciencia ficción | Productora: Empire Pictures, Taryn Prov | Guion: Dennis Paoli, Stuart Gordon, Brian Yuzna (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Mac Ahlberg | Edición: Lee Percy | Música: Richard Band | Reparto: Jeffrey Combs, Barbara Crampton, Ken Foree, Ted Sorel, Carolyn Purdy-Gordon, Bunny Summers, Bruce McGuire, Del Russel, Dale Wyatt, Karen Christenfeld | Duración: 85 minutos


Aunque sea seguramente uno de los pináculos de la obra de Lovecraft, la brevedad y los indescriptibles terrores del relato Del más allá no lo hacen particularmente sugerente para ser adaptado a la gran pantalla. Nada fuera del alcance del talento de Stuart Gordon, que poco después del éxito de su clásico Re-Animator nos obsequiaba con este terrorífico relato donde unos científicos fabrican un extravagante aparato de ondas que es capaz de rasgar el velo entre nuestro mundo y una horripilante dimensión paralela. Gordon no se corta al actualizar y rellenar el breve relato de Lovecraft, y añadirle sugerentes elementos sexuales y todo tipo de monstruosidades de la carne.

No deja de ser cierto que, al ser tan cercanas en el tiempo y contar con hasta dos actores protagonistas repetidos (Jeffrey Combs y Barbara Crampton), la película será comparada inevitablemente con Re-Animator y puede que con tal competidor no salga bien parada. Pero eso no quiera que sea una obra gloriosa de la serie B en sí misma, mucho más sexual y perversa y con unos efectos prácticos si cabe más espantosos y geniales, que nada tienen que envidiar a David Cronenberg y a John Carpenter. Puede que sea más graciosa que terrorífica, pero esta espantosa gamberrada no solo merece ser recordada como una de las mejores adaptaciones de Lovecraft y de las obras de Gordon, sino como una auténtica joya del cine de terror por derecho propio.

6. The Resurrected (Dan O’Bannon, 1991)

Estados Unidos, 1991 | Dirección: Dan O’Bannon | Título original: The Resurrected (Shatterbrain) | Género: Terror | Productora: Scotti Brothers Pictures (I), Borde/Raich | Guion: Brent V. Friedman (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Irv Goodnoff | Edición: Russell Livingstone | Música: Richard Band | Reparto: John Terry, Jane Sibbett, Chris Sarandon, Robert Romanus, Laurie Briscoe, Ken Camroux, Patrick Pon, Bernard Cuffling | Duración: 108 minutos


Dan O’Bannon es un de esos casos curiosos de nombres inmediatamente reconocibles del cine de género que, sin embargo, cuenta con una carrera un tanto sospechosa. Si bien ostenta la autoría de los guiones de nada más y nada menos que Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979), Desafío total (Paul Verhoeven, 1990), Lifeforce, fuerza vital (Tobe Hooper, 1995) y Estrella oscura (John Carpenter, 1994), todos ellos fueron en colaboración con otros. Sus incursiones en la dirección fueron, en el mejor de los casos, irregulares, y su adaptación de El caso de Charles Dexter Ward en la forma de The Resurrected (1991) no es el ejemplo más edificante. Y si bien el resultado no es necesariamente inservible, hemos de reconocer que es de los menos encomiables de esta lista.

El problema de The Resurrected no es su bajo presupuesto, aunque éste se deja ver en más ocasiones de las necesarias en la forma de ciertos aspectos técnicos desmejorados y algunas interpretaciones que rozan lo patético. El problema es que, en el contexto de las adaptaciones de Lovecraft, si vas a intentar hacer lo que hace Stuart Gordon, más te vale no hacerlo tan manifiestamente peor que él. La película tiene sus sustos y sus sugerentes imágenes macabras y, por cierto, algunos buenos momentos gracias a la energética interpretación de Charles Dexter Ward/Joseph Curwen por parte Chris Sarandon, que trae a la película más talento que todo el resto del reparto junto. Pero para cuando salen a la luz sus mejores monstruosidades ya es demasiado tarde para rescatar interminables secuencias de un detective privado con cara de pan incapaz de reaccionar creíblemente a nada más que a la apariencia de barbie de la mujer de Ward. Lo más terrorífico acaba por ser la sorprendente invasión de cuadros de veleros por todos lados, que dan a entender que los personajes están atrapados como Truman en el plató alucinado del episodio piloto de una sitcom abortada de principios de los noventa.

7. Un castillo alucinante (Stuart Gordon, 1995)

Estados Unidos, 1995 | Dirección: Stuart Gordon | Título original: Stuart Gordon’s Castle Freak | Género: Terror | Productora: Full Moon Enterprises | Guion: Stuart Gordon, Dennis Paoli (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Mario Vulpiani | Edición: Bert Glatstein | Música: Richard Band | Reparto: Jeffrey Combs, Barbara Crampton, Jonathan Fuller, Jessica Dollarhide, Massimo Sarchielli, Elisabeth Kaza, Luca Zingaretti, Helen Stirling, Raffaella Offidani, Tunny Piras | Duración: 90 minutos


Stuart Gordon regresa de la mano de Jeffrey Combs y Barbara Crampton para adaptar el relato de Lovecraft El extraño, uno de los más enigmáticos y sugerentes del autor. Reduciendo sin embargo, casi que obligadamente, el tono metafísico y abstracto del texto, Gordon reduce la trama a una familia norteamericana que acude a vivir a un castillo que han recibido en herencia en un pueblo del interior italiano. Pero pronto queda claro que hay otro habitante en el castillo, uno cuya aberrante presencia se retrotrae a la enfermiza historia de la antigua ocupante del castillo: la duquesa.

Un castillo alucinante tiene sus momentos que nos recuerdan al mejor Stuart Gordon, y no decepcionará a los fanáticos del género de terror, pero la verdad es que, de entre todas las adaptaciones que reunimos aquí del emblemático director de serie B, esta sea quizás la menos competente. Aunque tiene sus buenos sustos y sus obligadas vísceras, y también se beneficia considerablemente de un Jeffrey Combs desatado y un antagonista amorfo verdaderamente espeluznante, una trama predecible y algunos momentos de pereza en la dirección no ayudan a levantar lo que es, en definitiva, una sólida pero poco sorprendente producción de terror.

8. Dagon: la secta del mar (Stuart Gordon, 2001)

España, 2001 | Dirección: Stuart Gordon | Título original: Dagon: la secta del mar | Género: Terror | Productora: Fantastic Factory, Castelao Productions, Televisión de Galicia (TVG), Estudios Picasso, Vía Digital | Guion: Dennis Paoli (Personaje: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Carlos Suárez | Edición: Jaume Vilalta | Música: Carles Cases | Reparto: Ezra Godden, Francisco Rabal, Raquel Meroño, Macarena Gómez, Brendan Price, Birgit Bofarull, Ferran Lahoz, Alfredo Villa, Jose Lifante, Uxía Blanco | Duración: 94 minutos | Disponible en Filmin y Amazon Prime Video


Aunque de todas las adaptaciones de H. P. Lovecraft por parte de Stuart Gordon Dagon: la secta del mar (2001) sea de las menos conocidas, es sin duda una de las más especiales. Para empezar por el traslado de Gordon de la localización de la novela corta La sombra sobre Innsmouth del ficticio Innsmouth, Massachusetts a la sombría Imboca, Galicia. Si bien puede parecer inverosímil que unos incautos turistas americanos eligieran la costa atlántica de España para su idílico viaje en velero, el choque cultural entre estos despreocupados protagonistas y el típico pueblo gallego terrorífico en el que naufragan, apropiadamente habitado por una secta de híbridos tentaculares adoradores de una divinidad marítima, es lo suficientemente fantástico como para que la película no nos convenza en seguirla en su espiral de misterio y su final torbellino de vísceras y sangre.

El film es Stuart Gordon en estado puro: rituales paganos, desnudos gratuitos, imaginería asquerosa y sanguinolienta y, por qué no, unas cuantas alusiones morbosas a todo tipo de perversidades sexuales. Si se le suma una espantosa escena de desollamiento, la icónica aparición de Macarena Gómez como Uxía Cambarro, oscura princesa sirena de Imboca, y el hilarante espectáculo de ver al pobre protagonista americano huyendo despavorido de grotescos cultistas aullando maldiciones en gallego, cabe preguntarse qué más podría darnos Dagon: la secta del mar. Pues bien: un fastuoso clímax y un sugerente desenlace acaban por coronar esta fabulosa joya de la serie B protagonizada, más que nada, por esta maravillosa secta gallega del mar.

9. The Call of Cthulhu (La llamada de Cthulhu) (Andrew Leman, 2005)

Estados Unidos, 2005 | Dirección: Andrew Leman | Título original: The Call of Cthulhu | Género: Terror, Thriller | Productora: The H.P. Lovecraft Historical Society | Guion: Sean Branney  (Relato: H.P. Lovecraft) | Fotografía: David Robertson | Edición: Davey Robertson | Música: Chad Fifer, Ben Holbrook, Troy Sterling Nies, Nicholas Pavkovic (Película muda) | Reparto: Ramón Allen Jr., Leslie Baldwin, Daryl Ball, John Bolen, Aidan Branney, Sean Branney , Andra Carlson, Mike Dalager, Matt Foyer, Bruce Graham | Duración: 50 minutos


La premisa de The Call of Cthulhu (La llamada de Cthulhu) no puede ser más sugerente. Esta curiosa producción es la respuesta a la pregunta de qué hubiera ocurrido si las obras de Lovecraft hubieran sido adaptadas en su época. Para ello se hace uso de uno de los relatos más conocidos del autor, La llamada de Cthulhu, protagonizado por la epónima divinidad siniestra que se ha convertido en el icono más reconocible de la ficción de Lovecraft, y reproduce las técnicas de producción cinematográficas del año de su publicación: 1926. Rodada como una película muda en blanco y negro y llena de detalles históricos alucinantemente bien logrados, como el característico maquillaje de los actores de la época, el resultado es un film que logra con creces el desafío tan original que se había propuesto.

La pregunta es, sin embargo, en qué medida un ejercicio técnico de estas características es de interés como película de terror del siglo XXI, y todo el artificio apenas deja paso al arte. Pero la realidad es que, a pesar de que la proeza técnica desvíe en ocasiones la atención sobre la trama, The Call of Cthulhu (La llamada de Cthulhu) atrapa con encomiable precisión las altas cotas del terror cósmico de Lovecraft, capturando con sus paisajes expresionistas la textura alienígena y casi psicodélica tan particular del autor de Providence, cuyas ficciones solían proponer alianzas perversas entre el arcaísmo siniestro del gótico y el futurismo electrizante de la ciencia ficción. Este tono llega a su clímax en una formidable secuencia final que redime el que por otro lado es un metraje considerablemente parsimonioso para una película de cuarenta y cinco minutos. De entre todos los ejemplos de terror explícito de la serie B que pueblan esta lista, The Call of Cthulhu (La llamada de Cthulhu) destaca no solo como una producción original en sus premisas técnicas, sino particularmente en su tono asfixiante y sus imágenes siniestras y ominosas.

10. Color Out of Space (Richard Stanley, 2019)

Estados Unidos, 2019 | Dirección: Richard Stanley | Título original: Color Out of Space | Género: Terror, Ciencia ficción, Intriga | Productora: Co-production Estados Unidos-Malasia-Portugal; SpectreVision, ACE Pictures Entertainment, XYZ Films | Guion: Scarlett Amaris, Richard Stanley (Historia: H.P. Lovecraft) | Fotografía: Steve Annis | Edición: Brett W. Bachman | Música: Colin Stetson | Reparto: Nicolas Cage, Joely Richardson, Madeleine Arthur, Elliot Knight, Brendan Meyer, Julian Hilliard , Tommy Chong, Josh C. Waller, Q’orianka Kilcher, Melissa Nearman | Duración: 111 minutos | Disponible en Movistar+


Es muy difícil que, después de las adaptaciones clásicas, las delicias de serie B de Gordon y alguna que otra rareza y tropiezo, quede espacio hoy en día para la originalidad a la hora de adaptar a Lovecraft. Y aunque la reciente reputación de Elijah Wood como productor fuera una buena señal, podía desconfiarse justificadamente de en qué estado volvería Richard Stanley casi treinta años después de su última película de ficción. El resultado, sin tapujos, es mucho mejor de lo que podíamos imaginarnos, y Color Out of Space puede ser considerada sin debate una de las mejores adaptaciones al cine de Lovecraft. Un Nicolas Cage desencadenado y una fabulosa recreación del terrorífico misterio del relato El color que cayó del cielo se dan la mano en una producción única que compite con Stuart Gordon en su majestuoso entrelazamiento entre lo ridículo y lo macabro.

Pero si puede darse a la película de Stanley un galardón frente al resto de adaptaciones de esta lista, es que es sin duda la que más miedo da, y si bien sus momentos más desenfadados y cómicos nos conducirán al borde de la carcajada, en ocasiones no sabremos si lo que nos provoca es la risa o la náusea, y ciertas escenas especialmente perversas nos recordarán que, pese a todos sus delirios, esto no es ninguna broma. El resultado, para un director que ha pasado tanto tiempo alejado de las cámaras, es una vigorosa actualización del género cuyo triunfal retorno solo nos parece comparable al de George Miller con Mad Max: Furia en la carretera (2015), con ambos directores veteranos volviendo más fuertes que nunca. Sumado a su hechizante fotografía, un Nicolas Cage en su elemento y su espectacular clímax, estamos ante una grotesca y fantástica señal de la buena salud del cine de terror casi cien años después de que Lovecraft publicase sus relatos. Y si Richard Stanley cumple con lo prometido y Color Out of Space es solo la primera entrega de una trilogía de adaptaciones del escritor, podemos aventurarnos a soñar que lo mejor de las adaptaciones de Lovecraft todavía está por llegar.

| CRÍTICA COMPLETA |




Texto de Pepe Tesoro | © laCiclotimia.com | 14 febrero, 2021



Texto de Pepe Tesoro
© laCiclotimia.com | 14 febrero, 2021

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?