Palabras para un fin del mundo
| Homenaje y material de archivo

La producción de Pantalla Partida, Imagine y TVE explora la figura de Miguel de Unamuno con la idea de complementar lo que en la versión de ficción de Alejandro Amenábar, «Mientras dure la guerra», pudiera tener menor rigor histórico.

Plagado de material inédito con el que Manuel Menchón (director y guionista) ha contado para narrarnos los últimos días de uno de los miembros fundadores de la Generación del 98, el bilbaíno afincado en Salamanca don Miguel de Unamuno, autor de gran cantidad de novelas, cuentos y ensayos, así como catedrático de Filosofía en la Universidad de esta ciudad —donde Alejandro Amenábar supo recrear en Mientras dure la guerra (2019) su célebre discurso, «venceréis, pero no convenceréis»— es este un documental que tal vez beba demasiado sin quererlo en el largometraje de aquel, en tanto ya sabíamos gran parte de su vida gracias a la película del realizador chileno (cuya interpretación a cargo de Karra Elejalde no es menos sobresaliente).

Palabras para un fin del mundo está lleno de material para ver con reposo desde un prisma reflexivo.

José Sacristán, voz de don Miguel.

Desde el punto de vista de la interpretación hay grandes voces en este proyecto, que apostillan la carga moral y contradictoria del proyecto, filmado en el pasado 2020 con grandes datos de exhibición, dentro de lo que supuso la maldita pandemia.

José Sacristán, que interpreta al finado al que mató el fascismo en su propia casa el 1 de enero de 1937, tras comunicar que le tenían de rehén o prisionero desde el 11 de diciembre de 1936, lo hace de un modo solemne y generoso; de esta forma, sabemos de su propia voz que el bilbaíno era partidario de una república laica (ya que la religión pertenece al ámbito íntimo de las personas) que en nada (partimos del año 1931) nacía de la idea política de Azaña (a quién consideraba un escritor sin lectores), sino más bien de otra más ambiciosa e imposible de llevar a cabo al menos durante aquel tiempo. La actriz Marian Álvarez —que apareció físicamente en la serie de Dani de la Torre y Alberto Marini La unidad (2020)— es más una voz de recurso dentro del proyecto, si bien en ocasiones interpreta a algún familiar del escritor, siendo también bastante relevantes, aunque episódicas, la de los que prestan su voz a Millán Astray —Víctor Clavijo, al que vimos en Las razones de mis amigos (2000) de Gerardo Herrero— o al general Mola —Antonio de la Torre, que también intervino en El Reino (Rodrigo Sorogoyen, 2018)—.

Es este un trabajo cargado de información, probablemente no asimilable en un solo visionado. De hecho, una vez comienza la Guerra Civil se prescinde de documentación escrita a máquina por no haberla y se recurre a otra encontrada del puño y letra de sus protagonistas. La música de Iván Palomares está muy bien compenetrada con el conjunto, y puede en ocasiones más el silencio y la fotografía en blanco y negro de Javier Calvo, que se funde de maravilla y es coherente con ese material de archivo a veces desdibujado por el paso del tiempo.

Y es que el autor de San Manuel Bueno, mártir (1931), La tía Tula (1921) o Del sentimiento trágico de la vida (1912) no solo fue un gran pensador de nuestra España a reivindicar, sino un ciudadano ejemplar, que se vio desprovisto de todo y a la intemperie durante esos veinte días de bombardeos y deshumanización total. Se hace eco igualmente el documental de cómo fue debidamente homenajeado por sus 80 años desde su desaparición en la ciudad de Salamanca, donde un busto de su figura enflaquecida en una de sus plazas asoma, como lo hacen otros elementos urbanísticos de su ciudad. Aparece hacia el final otro personaje real, nieto de Unamuno, que da fe de lo aquí narrado y cuenta cómo de su desastrosa muerte fue igualmente testigo un primo suyo.

Material por tanto para ver con reposo desde un prisma reflexivo y que acompañe en estas tardes de invierno gracias, ahora sí, al poder de convocatoria de las plataformas de streaming. La bandera roja que ondea sobre la valla electrificada en ese truco de postproducción lleva también a querer sentirse cómplice no tanto de la triste historia de España, como de la cabalidad del personaje.




  •  
  •  
  • 1
  •  
Texto de Daniel González Irala | © laCiclotimia.com | 21 enero, 2021
  •  
  •  
  • 1
  •  



Texto de Daniel González Irala
© laCiclotimia.com | 21 enero, 2021

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?