Orígenes secretos
| Alegato por el Orgullo Geek

España, 2020 | Dirección: David Galán Galindo | Título original: Orígenes secretos | Género: Thriller | Productora: Distribuida por Netflix. Coproducción España-Argentina; Nadie es perfecto, La Chica de la Curva, In Post We Trust, Quexito Films, Televisión Española (TVE) | Guion: David Galán Galindo, Fernando Navarro | Fotografía: Rita Noriega | Edición: Leire Alonso, Martí Roca | Música: Federico Jusid | Reparto: Javier Rey, Verónica Echegui, Brays Efe, Antonio Resines, Ernesto Alterio, Carlos Areces, Leonardo Sbaraglia, Álex García, Roman Rymar, Fran Bleu, Mario Mayo, Axel Amores, Rodrigo Poisón, Daniel Pérez Prada | Duración: 92 minutos | | Disponible en:  Netflix  

España, 2020 | Dirección: David Galán Galindo | Título original: Orígenes secretos | Género: Thriller | Productora: Distribuida por Netflix. Coproducción España-Argentina; Nadie es perfecto, La Chica de la Curva, In Post We Trust, Quexito Films, Televisión Española (TVE) | Guion: David Galán Galindo, Fernando Navarro | Fotografía: Rita Noriega | Edición: Leire Alonso, Martí Roca | Música: Federico Jusid | Reparto: Javier Rey, Verónica Echegui, Brays Efe, Antonio Resines, Ernesto Alterio, Carlos Areces, Leonardo Sbaraglia, Álex García, Roman Rymar, Fran Bleu, Mario Mayo, Axel Amores, Rodrigo Poisón, Daniel Pérez Prada | Duración: 92 minutos |

David Galán se estrena en la gran pantalla con un thriller policiaco ambientado en el mundo «geek». Superhéroes, manga y cosplay se citan en torno a los crímenes de un asesino en serie.

A principios de siglo nadie podía ni acercarse a imaginar el alcance de las películas de superhéroes de esta década, y es que en aquel momento la realidad era muy distinta. El mundo de los enmascarados aún formaba parte del imaginario geek, y a pesar de cintas con relativo éxito como las sagas de Spiderman (Sam Raimi, 2002) o de X-Men (Bryan Singer, 2000), pudimos ver como actores de la talla de Nicholas Cage, Ben Affleck o Halle Berry opositaban concienzudamente a los premios Razzie con sus encarnaciones de Ghost Rider, Daredevil o Catwoman. Disney, una vez más, dio con la tecla y revolucionó el panorama. Aprovechó el filón de Iron Man (Jon Favreau, 2008) para dar el pistoletazo de salida a un MCU que en la actualidad cuenta con más de una veintena de películas, así como varias series. Muchos intentaron seguir la estela de la productora del ratón Mickey, pero parece que en España pocos se atrevieron a recoger el testigo, ¿acaso no puede haber superhéroes españoles?

Las incursiones en el género por parte del cine patrio son nulas, salvando excepciones como Superlópez (Javier Ruiz, 2018), y en estas parece ser difícil desligarlo de la socarronería tan característica de nuestro país. En este contexto se estrena Orígenes secretos (David Galán, 2020), un thriller policiaco con los justicieros en mallas como telón de fondo. Galán nos presenta a David (Javier Rey), un policía que trata de dar caza a un asesino en serie que utiliza las historias de origen de diferentes superhéroes de la Edad de Oro de los cómics como puesta en escena. Para ello contará con la ayuda de Jorge Elías (Brays Efe), dependiente de una tienda de cómics e hijo freak de su mentor Cosme (Antonio Resines). Bajo la supervisión de Norma (Verónica Echegui), su jefa amante del cosplay, David tratará de desenmascarar al cerebro entre las sombras mientras trata de comprender un mundo al que ni está acostumbrado, ni quiere estarlo.

Galán consigue la cohesión suficiente para contar un crimen de una forma satisfactoria y, sobre todo, entretenida.

Galán, autor del libro en el que se basa el metraje, nos ofrece una historia no carente de clichés: David es un policía hosco con un gran sentido del deber y Jorge Elías un inadaptado social con sobrepeso. Sin embargo, el verdadero problema viene cuando el abulense intenta combinar diferentes géneros en la misma cinta; la intriga, el humor y la acción se suceden en ocasiones de forma demasiado abrupta, faltando una transición adecuada entre ellas. A pesar de esto, Galán consigue la cohesión suficiente para contar un crimen de una forma satisfactoria y, sobre todo, entretenida. Lo que más agradará al colectivo geek, más allá de la acérrima defensa del mismo que hace el director, es la infinidad de referencias culturales realizadas, incluyendo un pseudo cameo de Stan Lee.

Javier Rey y Brays Efe, que tienden a representar personajes transversalmente opuestos, demuestran una química verdaderamente sorprendente. Cada uno en su registro, aprovechan este contraste para, apoyándose en los personajes de Galán, destacar los puntos fuertes y las flaquezas de los estereotipos que representan. Tanto Echegui como Resines ayudan a completar el reparto principal con buenas actuaciones, pero el broche de oro se lo lleva Ernesto Alterio. Probablemente sea, con su reducido tiempo en pantalla, la nota más positiva de la película; coge un rol secundario y le imprime un carácter propio y memorable.

Es evidente que David Galán bebe de Álex de la Iglesia en su primer largometraje, pero no logra llegar al nivel al que nos consiguió acostumbrar el vasco. No obstante, Orígenes secretos deja entrever que Galán podría emularlo y, como mínimo, acercarse a su listón. Por el momento parece que la intención del director es rodar una secuela que, esperemos, consiga hacernos reír y mantener la intriga tanto como esta primera entrega.




  • 7
  •  
  •  
  • 1
Texto de Mikel García | © laCiclotimia.com | 3 septiembre, 2020
  • 7
  •  
  •  
  • 1



Texto de Mikel García
© laCiclotimia.com | 3 septiembre, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?