Jesus Shows you the Way to the Highway
| La batalla por la irrealidad virtual

España, 2019 | Dirección: Miguel Llansó | Título original: Jesus Shows You the Way to the Highway | Género: Ciencia ficción, Comedia, Acción | Productora: Lanzadera Films, Alasti Kino, BiraBiro Films, Avanpost, Mojo Raiser Production | Guion: Miguel Llansó | Fotografía: Michal Babinec, Erik Põllumaa, Israel Seoane | Edición: Velasco Broca | Música: Atomizador, Bill Dixon, Grosgoroth | Reparto: Daniel Tadesse, Guillermo Llansó, Agustín Mateo, Gerda-Annette Allikas, Solomon Tashe, Lauri Lagle, Rene Köster, Iveta Pole, Aris Rozentals | Duración: 83 minutos | Festival de Sitges: Noves Visions (2019) | | Disponible en:  Filmin  

España, 2019 | Dirección: Miguel Llansó | Título original: Jesus Shows You the Way to the Highway | Género: Ciencia ficción, Comedia, Acción | Productora: Lanzadera Films, Alasti Kino, BiraBiro Films, Avanpost, Mojo Raiser Production | Guion: Miguel Llansó | Fotografía: Michal Babinec, Erik Põllumaa, Israel Seoane | Edición: Velasco Broca | Música: Atomizador, Bill Dixon, Grosgoroth | Reparto: Daniel Tadesse, Guillermo Llansó, Agustín Mateo, Gerda-Annette Allikas, Solomon Tashe, Lauri Lagle, Rene Köster, Iveta Pole, Aris Rozentals | Duración: 83 minutos | Festival de Sitges: Noves Visions (2019) |

Miguel Llansó regresa con esta sátira gamberra e inclasificable, donde espías internacionales se enfrentan a virus informáticos soviéticos y maestros de las artes marciales luchan en una Etiopía digital.

Corre el año 2035. DT Gagano, agente de la CIA, vive en la sombría ciudad de Taillin, sorprendentemente parecida a Madrid de madrugada, y sueña con retirarse de su peligroso empleo y montar su propia pizzería con su novia Malin, lejos de allí. Pero cuando un virus soviético, personificado por la caricatura de Stalin, amenaza con tomar el control de Psychobook (algo así como un Matrix cochambroso), Gagano y su compañero Palmer Eldritch son reclutados para una última misión, Operación Jungla, con el objetivo de neutralizar a Stalin y devolver el control de Psychobook a la CIA. Pronto queda patente que la misión es más peligrosa de lo que parecía, y Gagano tendrá que enfrentarse a maestros etíopes del kung-fu y hombres-mosca que lanzan rayos láser para resolver los retorcidos dilemas metafísicos de la irrealidad virtual en la que está atrapado y, con suerte, volver con Malin y fundar su pizzería.

Algo así podría ser la sinopsis de la delirante nueva película de Miguel Llansó, quien vuelve a sumergirse en los alucinados pasadizos de la ciencia ficción trash que ya nos presentó en su primer largometraje, Crumbs (2015). Armado de irreverencia y «gamberrismo», Llansó vuelve a la carga con una trama de espías internacionales, realidades virtuales, artes marciales y algún que otro dilema existencial, en la que es la primera coproducción española-etíope. Es posible describir Jesus Shows You the Way to the Highway como un pastiche descontrolado de todo tipo de referencias culturales más conocidas y oscuras, desde la ciencia ficción de serie B hasta el cine africano, pasando por la serie de televisión de Batman (1966-1968) a la novela Los tres estigmas de Palmer Eldritch (1965), de Philip K. Dick. En ese aspecto, el film capta con precisión la ridícula condición desfasada y enfermizamente atiborrada de imágenes de nuestros días.

Daniel Tadesse, quien también protagonizó el primer largometraje de Miguel Llansó, interpreta al agente DT Gagano.

Pero la película es algo más que una suma asistemática de recortes y fragmentos de referencias culturales dispersas. Pese a todo, Jesus Shows you the Way to the Highway no cae en un efectismo ingenuo y una celebración inconsciente de nuestro caótico panorama cultural, sino que por el contrario trata de recomponer con los pedazos un romanticismo zombie que carece de profundidad, pero que destaca con éxito sobre la superficialidad total de quienes se pretenden más listos que el resto. Por muy demencial que nos resulte la misión del agente Gagano, no podemos evitar acabar por empatizar con su deseo de abandonar la sombría irrealidad en la que estamos encerrados para montar una pizzería, o lo que sea. Es imposible no pensar que la trama de Jesus Shows you the Way to the Highway es totalmente ridícula, pero de alguna forma importante.

Entre todo el caos de algoritmos, virus invisibles, irrealidades y teorías de la conspiración que nos enredan es cada vez más complicado encontrar una salida que no implique el cinismo, la rabia impotente o la indolencia depresiva.

También sería un error considerar que el film es un festival caótico de mierda lanzada a la pared para ver cuál se pega. Al fin y al cabo, Llansó hace uso de una serie de técnicas rudimentarias pero bien escogidas para sumergirnos en su mundo, desde el stop-motion oxidado de los personajes cuando se conectan a Psychobook a la elección de doblar todos los diálogos por encima. También destaca su particular estética retro, desde los cachivaches electrónicos que hacen las veces del hardware de Psychobook, a la decoración sobria y sombría del apartamento de Gagano o la sede de la CIA (cuyo exterior es el de las Torres Colón de Madrid). En una entrevista, Llansó decía lo siguiente sobre su elección por la estética retro: «Creo que todos los ordenadores y sistemas informáticos tienen un aspecto muy naíf, como toda la película. Quería mostrar que detrás de esa inocencia hay algo muy siniestro. En los 80 y 90, cuando se desarrollaron los ordenadores y se realizaron experimentos en plataformas y redes sociales, estos ordenadores aparentemente inofensivos fueron el origen de algo terrorífico».

Solomon Tashe es Batfro, el malvado gobernante de Betta Etiopía, el transunto virtual del país africano.

Es esta ambivalencia entre lo terrorífico y lo cómico, lo absurdo y lo romántico, lo ingenuo y lo peligroso, lo que inspira Jesus Shows you the Way to the Highway en sus mejores momentos. Distinta a nada que hayamos visto antes, la película negociará hábilmente con nuestros prejuicios a riesgo de que la desestimemos por absurda e innecesariamente grotesca. Pero nada hay de innecesario ni gratuito en este inesperado espectáculo de aceleracionismo «chorra», entre un afro-futurismo lisérgico y sátira kitsch de las invisibles redes de poder del planeta y el carácter a la vez patoso e insidioso de la industria cultural moderna. Descabelladamente original y desenfadada, Jesus Shows you the Way to the Highway no nos exige que creamos excesivamente en sus dudosas premisas y sus enigmáticos mensajes, pero sí nos deja claro que si no queremos disfrutar del viaje alucinógeno, peor para nosotros. Si uno trata de justificarse en nada, descubrirá que en el film hay mucho de lo que disfrutar.

Si hoy en día hay algo especialmente claro es que todo parece más confuso. Y entre todo el caos de algoritmos, virus invisibles, irrealidades y teorías de la conspiración que nos enredan es cada vez más complicado encontrar una salida que no implique el cinismo, la rabia impotente o la indolencia depresiva. Jesus Shows You the Way to the Highway no es para nada una respuesta a este dilema, es algo menos y a la vez más importante: es un recordatorio de la comicidad de los tiempos oscuros en los que vivimos, el cariz absurdo y ridículo de nuestra incurable condición de sociedad paranoica, obsesionada con la imagen y todo tipo de realidades virtuales. No es para nada la película que necesitábamos, no cabría imponerle tan injusta carga, pero quizás sea la no sabíamos que queríamos.




  • 93
  •  
  •  
  • 1
Texto de Pepe Tesoro | © laCiclotimia.com | 23 octubre, 2020
  • 93
  •  
  •  
  • 1



Texto de Pepe Tesoro
© laCiclotimia.com | 23 octubre, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?