Historias lamentables
| Sorpresas, ternura y tono cómico

España, 2020 | Dirección: Javier Fesser | Título original: Historias lamentables | Género: Comedia | Productora: Películas Pendelton, Morena Films, Televisión Española (TVE), Amazon Studios | Guion: Javier Fesser, Claro García | Fotografía: Alex Catalán | Edición: Mapa Pastor | Música: Rafael Arnau, Laura Molina Sepúlveda | Reparto: Chani Martín, Laura Gómez-Lacueva, Alberto Castrillo Ferrer, Pol López, Matías Janick, Miguel Lago Casal, Chema Trujillo, Rosario Pardo, Cristina Acosta, Silvia de Pé, Gloria Ramos | Duración: 129 minutos | | Disponible en:  Amazon Prime Video  

España, 2020 | Dirección: Javier Fesser | Título original: Historias lamentables | Género: Comedia | Productora: Películas Pendelton, Morena Films, Televisión Española (TVE), Amazon Studios | Guion: Javier Fesser, Claro García | Fotografía: Alex Catalán | Edición: Mapa Pastor | Música: Rafael Arnau, Laura Molina Sepúlveda | Reparto: Chani Martín, Laura Gómez-Lacueva, Alberto Castrillo Ferrer, Pol López, Matías Janick, Miguel Lago Casal, Chema Trujillo, Rosario Pardo, Cristina Acosta, Silvia de Pé, Gloria Ramos | Duración: 129 minutos |

Es curioso cómo a veces un cambio de tono y narrador pueden obrar milagros sobre lo que se nos está contando. La última obra de Javier Fesser es una comedia familiar que sabe cumplir a la perfección su función.

Decíamos el mes pasado a propósito de Campeones (2018), la anterior película de Javier Fesser, que abusaba de cierto tono lastimero respecto a la manera de tratar a sus personajes, abusando del género del melodrama, en parte también debido a que los actores eran personajes reales que se alimentaban del protagonista interpretado por Javier Gutiérrez. Muchas veces, con solo cambiar el tono o registro de lo que queremos contar, los aspectos narrativos mejoran sensiblemente, y es el caso de esta película producida este año y que a más de uno dará, siquiera desde la pequeña pantalla, al menos un rato de entretenimiento y humor.

La premisa de Historias lamentables (Javier Fesser, 2020) es reírse de las desgracias ajenas, si bien el tono respetuoso hacia muchos de ellos nos hace ver menos la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, esto se consigue gracias al efecto sorpresivo en muchos de los desenlaces de las cuatro historias, que son como píldoras que se van disolviendo en la boca. De alguna manera, supone además una vuelta a lo mejor de su producción cómica —El milagro de P. Tinto (1998)—, aderezada con el conocimiento técnico aprendido en películas como La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003) o Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (2014), películas estas dos últimas pioneras en la animática y posproducción digital dentro de nuestro cine patrio.

Pol en la impactante escena inicial de la película.

Curtido en el mundo del cortometraje —El secdleto de la tlompeta (1995) o su debut en Aquel ritmillo (1995) son dos claros baluartes de su producción en este sentido—, Fesser nos encandiló igualmente con Cándida (Guillermo Fesser, 2006) rodada junto a su hermano Guillermo a rebufo de un personaje sin par que hacía crítica cinematográfica sui géneris con el dúo radiofónico Gomaespuma, del que Juan Luis Cano era el otro cincuenta por ciento, e hizo llorar a algún que otro espectador más con Camino en 2008. A su vez, ha sido varias veces jurado y participante de festivales de cine comprimido y ha trabajado en publicidad, y de ahí le vienen aún críticas como la de Javier Ocaña en El País, que escribe que incluso en esta Historias lamentables el caos da la sensación de estar trabajando con descartes de relatos anteriores. Y siento disentir también de esta opinión, ya que el trabajo actoral está mucho más conseguido de lo que en primera instancia pudiera parecer, y el histrionismo de otras veces se convierte en humanidad y un mayor equilibrio emocional en el guion (escrito junto a Claro García); a su vez y en el importante terreno musical se agradece la compañía de Laura Molina Sepúlveda a la de su habitual Rafael Arnau, que compaginan la propia banda sonora y arreglos sobre temas como Un rayo de sol cantada originalmente por Los Diablos.

Estamos ante una de esas agradables sorpresas dentro del cine hecho para plataformas de este árido año en el que la cultura se está viendo tan resentida.

Otro tema importante en el guion es el punto de vista que adopta el narrador, más distanciado también del de Campeones. El trabajo actoral de Pol López —a quién vimos en la serie Vergüenza (Juan Cavestany, Álvaro Fernández Armero, 2017)—, Miguel Lago Casal (ese motorista agresivo que trata de hacer la vida imposible a un metódico y eterno viajero a Gandía llamado Bermejo), Matías Janick (un jardinero africano que desmonta tópicos por su ternura) o Alberto Castrillo (que interpreta a un maño muy particular pero reconocible en su rol) es de nuestros favoritos, si bien otros secundarios saben bien hacer de su papel algo más que defendible (Chani Martín, Fernando San Segundo, Teresa Guillamón…), cumpliendo cada uno de ellos su función.

Estamos pues ante una de esas agradables sorpresas dentro del cine hecho para plataformas de este árido año en el que la cultura se está viendo tan resentida, debido a la poca asistencia de espectadores a las salas de exhibición. Producida por Luis Manso y fotografiada por Alex Catalán, se trata de un filme divertido que trata de sacar alguna risa del tétrico panorama sociolaboral que todos en alguna medida estamos sufriendo, lo que viene francamente bien para desconectar.




  • 98
  •  
  • 1
  •  
  •  
Texto de Daniel González Irala | © laCiclotimia.com | 29 diciembre, 2020
  • 98
  •  
  • 1
  •  
  •  



Texto de Daniel González Irala
© laCiclotimia.com | 29 diciembre, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?