Ghost. Más allá del amor
| «Ditto»

Estados Unidos, 1990 | Dirección: Jerry Zucker | Título original: Ghost | Género: Romance, Drama, Fantástico | Productora: Paramount Pictures | Guion: Bruce Joel Rubin | Fotografía: Adam Greenberg | Edición: Walter Murch | Música: Maurice Jarre (Tema: The Righteous Brothers) | Reparto: Patrick Swayze, Demi Moore, Whoopi Goldberg, Tony Goldwyn, Vincent Schiavelli, Vivian Bonnell, Rick Aviles, Phil Leeds, Angelina Estrada, Stephen Root | Duración: 127 minutos | Premios Óscar: Nominada a mejor película, Mejor guion original, Mejor actriz de reparto (1990) | | Comprar Blu-ray | Comprar DVD

Estados Unidos, 1990 | Dirección: Jerry Zucker | Título original: Ghost | Género: Romance, Drama, Fantástico | Productora: Paramount Pictures | Guion: Bruce Joel Rubin | Fotografía: Adam Greenberg | Edición: Walter Murch | Música: Maurice Jarre (Tema: The Righteous Brothers) | Reparto: Patrick Swayze, Demi Moore, Whoopi Goldberg, Tony Goldwyn, Vincent Schiavelli, Vivian Bonnell, Rick Aviles, Phil Leeds, Angelina Estrada, Stephen Root | Duración: 127 minutos | Premios Óscar: Nominada a mejor película, Mejor guion original, Mejor actriz de reparto (1990) | | Comprar Blu-ray | Comprar DVD

Recordamos las peculiaridades de este clásico del cine romántico donde el desasosiego de una viuda se entrelaza con la traición de un amigo y las excentricidades de una médium.

Más allá de la escena del barro, Patrick Swayze y Demi Moore dan vida a una pareja devastada por la trágica muerte en un callejón. Aunque desde el principio sabemos que no terminará con un «y fueron felices para siempre», sí tenemos constancia del amor que se profesan. Con Unchained Melody (The Righteous Brothers, 1965) de fondo, se crea una de las escenas más eróticas y bonitas de las que el cine puede gozar. 

Comiendo perdices en Wall Street, Sam Wheat (Patrick Swayze) es asesinado. En ese momento, y a medida que distintas muertes se van mostrando en escena, éstas se acompañan de un juego de luces y sombras responsables del alma en el más allá. Negras y tenebrosas ascienden del suelo cual demonio se tratara para recobrar las de la gente cruel y malvada, y que hace daño a sus amigos. Por el contrario, un rayo de luz blanca desciende del cielo para acoger a la gente honesta y buena de corazón. Pero, como todo entusiasta de los fantasmas sabrá, aquellas almas con causas pendientes morarán entre los vivos hasta verla saldada. Y la de Sam no es otra más que el bienestar y la seguridad de Molly (Demi Moore). No puede descansar si ella está en peligro, no puede irse sin que ella sepa hasta qué punto es correspondida. 

Fue Patrick Swayze quien recomendó a Whoopi Goldberg.

Es aquí donde Whoopi Goldberg, en el rol de Oda Mae Brown, introduce el toque cómico e irónico de toda la trama. Con sus salidas de tono, su lenguaje directo y su más que estrafalaria apariencia, rompe con la melancolía y la tristeza popular que suele acompañar a la muerte. Y no es para menos, ya que su interpretación fue galardonada con un BAFTA, un Globo de Oro y un Óscar a mejor actriz secundaria, el cual agradecería especialmente a Swayze al ser él quien encarecidamente la recomendara para el papel. 

Y es que la historia de cómo cada protagonista se haría con su personaje, no hace sino sumarle encanto a una película tan maravillosa como completa. Si bien Patrick Swayze y Demi Moore no eran especialmente amigos, sí que compartían buen ambiente de trabajo. Ella consiguió ser Molly gracias a la promesa de poder llorar en el momento preciso, incluso por un solo ojo. Y tal fue así, que la Señora Jensen convirtió a Moore en la actriz mejor pagada de Hollywood en 1990. Por su parte, Swayze, que venía de interpretar Con su propia ley (John Irvin, 1989) y Road House (De profesión: duro) (Rowdy Herrington, 1989) no quería encasillarse en el cine de acción. Tras la muerte de su padre, al emocionarse en unas declaraciones por televisión, Bruce Joel Rubin (guionista del film) consideró que Patrick encarnaría a la perfección el papel de tipo duro con lágrimas. 

Ghost va más allá del amor. Implica creencia. Requiere un deseo por parte del espectador. ¿Por qué? Porque no hay ateísmos en las trincheras, porque cuando las cosas se tuercen, uno se agarra a un clavo ardiendo.

Quien no entendía que los hombres también lloran fueron algunos cines de Monterry (México), ya que por el estreno de Ghost. Más allá del amor, únicamente regalaban pañuelos de papel a las mujeres que compraban la entrada. Las clases de cerámica que tanto Moore como Jerry Zucker tomaron con la intención de dotar de rigor a la alfarería, no hacen sombra con el resto de detalles que se tuvieron en cuenta. Por ejemplo, en la escena final, en la despedida, es de noche y hace frío. Mucho frío. Pero Patrick tuvo que mascar hielo antes de cada secuencia para que no saliera vaho de sus labios. Aunque lo más escabroso de esa secuencia son las voces y los crujidos que se escuchan a modo de estertores… nada más tierno que gritos de bebés. 

Escena del barro.

Moore no creía que el romance entre Molly y Sam fuera a calar en la gente. Bruce Joel Rubin se mostraba reacio a que uno de los directores de Aterriza como puedas (Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker, 1980) fuera a guiar su película. ¡Hasta diecinueve versiones del guion fueron necesarias antes de poner el proyecto en marcha! Oda Mae Brown, a pesar de no poder ver a los fantasmas, sí que podía escucharlos. Incluso, con una progresiva mejora en su honestidad profesional, se lucra por ello. Pero nadie vive del aire, y el largometraje, con un presupuesto de 22 millones de dólares, recaudó 505,7 en todo el mundo, superando a Pretty Woman (Garry Marshall, 1990) (463,4 millones) y alzándose como la película romántica más taquillera de 1990. Porque Ghost va más allá del amor. Implica creencia. Requiere un deseo por parte del espectador. Para que sea verosímil tienes que creer. ¿Por qué? Porque no hay ateísmos en las trincheras, porque cuando las cosas se tuercen, uno se agarra a un clavo ardiendo; porque es más fácil y porque es más bonito vivir sabiendo que existe esa elección. 

El Óscar a mejor guion sirve de apoyo, como también las otras cinco nominaciones. Los meses de búsqueda para la frase de cierre final dan sus frutos en el diccionario toscano, al usar en versión original lo que en castellano se tradujo como ídem. Porque aunque hay gente que no quiere, que no te quiere nunca, hay otras que lo hacen siempre. No importa el qué, el cómo, el cuándo, el dónde…, ni siquiera necesita que estés aquí, vivo, a su lado. Hay gente que no necesita más para estar en paz que saberse merecedor de un amor que muy pocos conocen. Porque nadie imagina cuánto amor se lleva, hasta que se obtiene ditto como respuesta.




  • 52
  •  
  • 1
  •  
  •  
Texto de Bárbara Fernández Mastache | © laCiclotimia.com | 15 diciembre, 2020
  • 52
  •  
  • 1
  •  
  •  



Texto de Bárbara Fernández Mastache
© laCiclotimia.com | 15 diciembre, 2020

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?