| ANÁLISIS

En una de sus obras más completas, David Cronenberg explora los instintos más primarios del ser humano valiéndose de la historia que mantuvo unidos a Carl Jung, Sigmund Freud y Sabina Spielrein. De impecable discurso, representa su madurez más depurada.

A través del romance de un diplomático francés y un intérprete de la ópera de Pekín, Cronenberg formula una extraordinaria reflexión en torno al amor, el colonialismo y la ficción que, si bien es de sus obras menos conocidas, es de las más logradas.

Con su habitual narración desordenada y confusa, Satoshi Kon firma con su segunda cinta un homenaje al cine detrás del cine, siguiendo las aciagas vivencias de una joven actriz con el paso de los años a través delobjetivo de una cámara.

En la era del #MeToo, apuestas como la de Kitty Green adquieren una dimensión de envergadura. Su exploración sencilla y reposada de una problemática de difícil abordaje eleva su mensaje muy por encima de la complacencia y la condescendencia.

Una extraña nota al margen en la extensa y poderosa obra de David Cronenberg, que lejos de su horror corporal y sus obsesiones más enfermizas encuentra aquí una vía de escape inocua y entrañable que muestra su lado más frívolo y comercial.

A través de una puesta en escena descontextualizada y fría, Cronenberg nos obliga a afrontar una doble prueba: la del control del videojuego junto a los jugadores, y la de la propia narración de la película, donde nada es evidente hasta su conclusión.

Esta conmovedora obra maestra de la épica kungfú encarna el sacrificio de los sentimientos individuales por el bien común. Cuestiona si el fin justifica los medios y a menudo es incomprendida en el análisis político de prisma occidental y neoliberal.

| ENTREVISTAS

Hablamos de libertad de expresión. Escuer co-escribe y dirije Tijera contra papel, documentando la historia de la censura en España. Strawberry (Def Con Dos) conoce la losa de la Ley Mordaza, que oscureció cinco años de su vida. El 15 de enero en Filmin.

| LISTADOS

Estas escenas de pelea no pertenecen al género de artes marciales, pero impresionan más que las coreografías acrobáticas o los golpes al tuntún. Porque son crudas, agónicas y humanas. Exudan naturalismo y detalles creíbles. Transforman a los personajes.

Hace cerca de un siglo que Howard Phillips Lovecraft dejara por escrito una obra de ficción de las más influyentes y transformadoras de todos los tiempos. Aquí repasamos las adaptaciones al cine más relevantes de sus espeluznantes relatos e historias.

Hay mucho terror más allá del célebre J.A. Bayona y de Los otros. España alberga oscuridad como para filmar mil sectas a Satán y a Cthulhu, posesiones, niñas malas, huesos que se rompen solos, aprendices de Mengele y algún monstruo de cartón piedra.

| COLUMNAS

Repasamos las numerosas facetas del actor, discretas, pero tremendamente influyentes, que remarcan su figura más allá de la simple idea preconcebida del hombre pequeño y de voz aguda que tiene tanto de cuñado bromista como de mafioso sanguinario.

«Metteur en scène» culto y polifacético que dejó su huella imborrable en el cine formalizando los preceptos de la nouvelle vague en todas sus facetas vitales. Un amante del cine tanto delante como detrás de la cámara, siempre abrazado a la literatura.

Tras las nieblas de Kurosawa, el estilo violento de Polanski y el clasicismo teatral de Welles o Kenneth Branagh, en el año 2015 llegó a los cines una nueva adaptación de «Macbeth», una versión autoral, clásica y contemporánea del director Justin Kurzel.

Estrenada en Estados Unidos en octubre de 1983, la película del cineasta canadiense, con un gran Christopher Walken, es una adaptación singular de una potente y fabulosa novela del prolífico Stephen King por la que no ha pasado tan rápido el tiempo.

Pete Davidson protagoniza esta tragicomedia sobre la madurez, la paternidad y la búsqueda de la motivación y la conexión humana. Aunque deja pasar la oportunidad de conectar con problemas más importantes, acaba por ser refrescante, humana y muy divertida.

En el documental de Mads Brügger, un danés desconocido, Ulrich Larsen, se convierte en espía y protagoniza una hazaña histórica tras adentrarse en los infiernos y destapar las verdades que el régimen de Kim Jong-un nunca ha revelado.

Recordamos este clásico romántico que no pasa de moda. Un recuerdo que se vive en cada suspiro, en cada despedida y en cada nuevo rencuentro. Sydney Pollack logra una vez más emocionarnos y anhelar ese algo que no siempre se da por perdido.

El cineasta canadiense ofrece en este filme una interesante reflexión sobre los límites de la decencia, la realidad alternativa en la que viven las estrellas de Hollywood, y cómo la frivolidad y la ignorancia pueden llevar a la locura más extrema.

A través de un gran trabajo estético y narrativo repleto de hermosas «anomalías», Charlie Kaufman regala, en un filme de animación que no deja indiferente, unos minutos para pararse a observar y reflexionar sobre cuestiones existenciales.

Considerado un maestro del cine de terror y de ciencia ficción donde los haya, la carrera de John Carpenter contiene una rica y formidable variedad de clásicos de género. Aquí recogemos las que son, para nosotros, sus obras imprescindibles.

Repasamos los mejores filmes estrenados en un año marcado por la pandemia de la COVID-19, donde no ha faltado la mejor ciencia ficción, el cine de denuncia y el drama más desgarrador. Una selección realizada por el equipo de redacción de La Ciclotimia.

La faceta actoral de Marilyn Manson está llena de títulos interesantes, la mayoría pertenecen al circuito independiente, ya sea estadounidense o europeo. A continuación, os dejamos cinco películas en las que Manson ha explorado su talento interpretativo.

| LECTURAS

| MÁS ANÁLISIS

A través de un gran trabajo estético y narrativo repleto de hermosas «anomalías», Charlie Kaufman regala, en un filme de animación que no deja indiferente, unos minutos para pararse a observar y reflexionar sobre cuestiones existenciales.

La película del cineasta canadiense aborda los fetichismos y la sexualidad de una forma visceral, donde la pulsión de muerte está muy presente. James Spader y Holly Hunter protagonizan un filme tan incómodo como atractivo y tentador.

De concepción neorrealista y exquisita sensibilidad, el filme de Sean Baker atraviesa prejuicios y lugares comunes mientras expone, en una narración sencilla y serena, el valor de la identidad y la búsqueda de la felicidad en un mundo indiferente.

Cuando se conecta la pasión y el deseo negado con una narración que desborda lo puramente cinematográfico, nace una película que aúna la poesía visual más febril con un trasfondo emocional único en su especie. Wong Kar-wai construye un símbolo inmortal.

Contagiado por la acción de Bourne y la actualidad política y mediática americana, Greengrass dirige con estilo clásico y sin pretensiones una obra que respira aires de King Vidor y John Ford para crear un filme que, desde el pasado, habla del presente.

Cronenberg ficcionaliza la vida del famoso autor americano en una de sus películas más oníricas y enigmáticas, en la que un formidable Peter Weller se enfrenta —o provoca— a la invasión de nuestro mundo por parte de todo tipo de alucinaciones.

En el año 2012, y con opiniones críticas muy diversas a favor y en contra, David Cronenberg entregó esta alucinada versión de los secretos de Wall Street, escrita en 2003 por Don DeLillo y protagonizada por el carismático Robert Pattinson.

La película de Sam Levinson, de gran vocación autoral e interpretaciones que rozan la excelencia, se revela como un filme imprescindible sobre el dolor, la culpa, el ego y la envidia, que es a la vez relato alegórico y pieza documental.

Una historia de superación sin límites en la que la psicología de los personajes es tan profunda como extremas son las adversidades a las que se enfrenta el protagonista, cuyo viaje hacia su venganza personal le enseña mucho más que supervivencia.

La película de Lluís Quílez tiene todos los ingredientes para destacar como un férreo thriller patrio, capaz de mantener alto el nivel de adrenalina en el espectador mientras se permite entrar de puntillas en un terreno emocional estimulante.

Pilar Palomero huye de lo lacrimógeno en su retrato tierno y pícaro de las prepúberes de la EGB, los Héroes, Niños del Brasil y las travesuras contra las arcaicas monjas. La nominadísima a los Goya cuenta con la naturalidad de ellas y audio casi ASMR.

La juventud ya no es lo que era. Las chicas no van con la minifalda del uniforme al instituto ni esperan a que el chico de sus sueños les pida ir al baile. La película de Sam Levinson habla sobre la verdadera juventud y el feminismo del siglo XXI.

Gore, desnudos, desmembramientos y cadáveres poseídos se dan la mano en esta frenética joya del cine de serie B. Hilarante, morbosa y terrorífica por igual, escandalizará a los incautos y encandilará a los enfermizos, pero no dejará a ninguno indiferente.

Pedro Pascal y Sophie Thatcher protagonizan este wéstern extraterrestre de estética industrial y retro-futurista, donde mercenarios y prospectores se enfrentan en una luna abandonada hostil hacia la vida humana, pero que alberga un preciado botín.

La mafia rusa de la trata es un marco ideal para que Cronenberg explore más violencias y la psique del honor y la familia. Las aristas de un yo mutante, o el verdadero, emergen de las marcas en otro tipo de nueva carne.

La producción de Pantalla Partida, Imagine y TVE explora la figura de Miguel de Unamuno con la idea de complementar lo que en la versión de ficción de Alejandro Amenábar, «Mientras dure la guerra», pudiera tener menor rigor histórico.

El director Ang Lee tiene la destreza de transmitir al público la falta de afecto y libertad de los protagonistas. Un wéstern fuera de lo común y una aproximación intimista pero desde la distancia a una relación oprimida, carente de tintes románticos.

Recordamos la segunda película de Christopher Nolan. Una obra maestra de principio a fin donde nada se cuenta según las normas, cada detalle cuenta y la realidad comúnmente entendida no es más que una construcción mental que ayuda a sobrevivir.

Cargando

De fuertes implicaciones sociales y personales, la controvertida «Swallow» descompone en sus partes más primarias las consecuencias del trauma como concepto freudiano y las conecta con el presente de una mujer atrapada en un mundo represor y cruel.

En una de sus obras más completas, David Cronenberg explora los instintos más primarios del ser humano valiéndose de la historia que mantuvo unidos a Carl Jung, Sigmund Freud y Sabina Spielrein. De impecable discurso, representa su madurez más depurada.

A través del romance de un diplomático francés y un intérprete de la ópera de Pekín, Cronenberg formula una extraordinaria reflexión en torno al amor, el colonialismo y la ficción que, si bien es de sus obras menos conocidas, es de las más logradas.

| SÍGUENOS

Con su habitual narración desordenada y confusa, Satoshi Kon firma con su segunda cinta un homenaje al cine detrás del cine, siguiendo las aciagas vivencias de una joven actriz con el paso de los años a través delobjetivo de una cámara.

En la era del #MeToo, apuestas como la de Kitty Green adquieren una dimensión de envergadura. Su exploración sencilla y reposada de una problemática de difícil abordaje eleva su mensaje muy por encima de la complacencia y la condescendencia.

Una extraña nota al margen en la extensa y poderosa obra de David Cronenberg, que lejos de su horror corporal y sus obsesiones más enfermizas encuentra aquí una vía de escape inocua y entrañable que muestra su lado más frívolo y comercial.

A través de una puesta en escena descontextualizada y fría, Cronenberg nos obliga a afrontar una doble prueba: la del control del videojuego junto a los jugadores, y la de la propia narración de la película, donde nada es evidente hasta su conclusión.

Esta conmovedora obra maestra de la épica kungfú encarna el sacrificio de los sentimientos individuales por el bien común. Cuestiona si el fin justifica los medios y a menudo es incomprendida en el análisis político de prisma occidental y neoliberal.

Tras las nieblas de Kurosawa, el estilo violento de Polanski y el clasicismo teatral de Welles o Kenneth Branagh, en el año 2015 llegó a los cines una nueva adaptación de «Macbeth», una versión autoral, clásica y contemporánea del director Justin Kurzel.

Estrenada en Estados Unidos en octubre de 1983, la película del cineasta canadiense, con un gran Christopher Walken, es una adaptación singular de una potente y fabulosa novela del prolífico Stephen King por la que no ha pasado tan rápido el tiempo.

Pete Davidson protagoniza esta tragicomedia sobre la madurez, la paternidad y la búsqueda de la motivación y la conexión humana. Aunque deja pasar la oportunidad de conectar con problemas más importantes, acaba por ser refrescante, humana y muy divertida.

Cargando

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?