Redactor

Filósofo de garaje y amante de lo raro. Se pasa el día entre novelas de Philip K. Dick y películas de John Carpenter, escarbando en los túneles de la contracultura y el cine de serie B. Sería un caso típico de paranoico, pero tiende a tomarse muy poco en serio.

John Carpenter firma una de sus películas más salvajes y desenfadadas con una historia cercana a las claves del wéstern y el terror que, gracias a un elenco perfectamente escogido, nos transporta a un fabuloso universo de tiroteos y tensión.

Si bien lejos de sus lugares comunes, Carpenter nos ofrece una película cargada de suspense y sustos con un ritmo electrizante, multitud de escenas horripilantes y un guion retorcido. El resultado es un formidable espectáculo de terror puro.

En 2004 en Kentucky, cuatro estudiantes planearon el robo de unos manuscritos antiguos de la biblioteca de su universidad. Esta es su historia, un relato desconcertante sobre las confusas razones detrás de un crimen aparentemente inexplicable.

John Carpenter dirige esta fabulosa joya del cine de terror donde el pueblo costero de Antonio Bay, atosigado por la culpa del crimen secreto de su fundación, se enfrenta a la invasión de unos zombis acuáticos surgidos de una espectral niebla brillante.

Zack Snyder dirige esta adrenalínica producción de zombis para Netflix. Como nos tiene acostumbrados el director, la película flaquea en la narrativa y los personajes, pero ofrece grandes dosis de estilo, acción gráfica y diversión desenfadada.

John Carpenter se pone a los mandos del remake del clásico de 1960, que desgraciadamente flaquea en comparación tanto con la original como con otras películas del director, pero que sigue siendo una sólida producción de género con lo justo de innovadora.

De mano de la extraordinaria interpretación de Mélanie Laurent, Alexandre Aja ofrece un thriller de ciencia ficción repleto de tensión y sorpresas, sin apenas abandonar su escenario: una cámara criogénica donde nuestra protagonista despierta encerrada.

La nueva película de Dylan O'Brien viene cargada de monstruos pestilentes, fabulosos personajes y mucha pasión por el cine post-apocalíptico. Divertida, optimista e ingenua en su mensaje, resulta un gran soplo de aire fresco para tiempos enrarecidos.

Grandes dosis de ingenio y creatividad elevan esta pequeña producción neozelandesa de atracos y viajes en el tiempo, llena de homenajes al cine de género y de humor absurdo. El resultado final es pura diversión, risas aseguradas y más de una sorpresa.

Haciendo uso de un guion minimalista y un presupuesto reducido, John Carpenter firmó con su segunda película un trepidante thriller policial de espíritu pulp, cargado de grandes secuencias de acción, personajes emblemáticos y un fuerte contenido social.

Considerada un clásico del cine de terror, la obra maestra de Tobe Hooper es mucho más que eso. Como hace el mejor arte, el filme conecta las particularidades de una crítica social a su tiempo con un relato más profundo sobre la naturaleza de la violencia.

Vísceras, torturas, desnudos, robots asesinos y cultistas deformes. Bienvenidos al mundo de Stuart Gordon, el maestro indiscutible del cine de serie B. Aquí os presentamos sus obras más logradas a través de un recorrido profundo por su carrera.

Christian Bale y Rosamund Pike encabezan el formidable elenco de este cruento drama sobre la violencia en el ocaso de la conquista del Oeste norteamericano. Un gran apartado técnico eleva el film en su complicado paso por una temática tan delicada.

Ralph Fiennes protagoniza este retorcido relato sobre la sexualidad, el trauma y la infancia, en el que David Cronenberg logra con gran habilidad presentarnos un inquietante misterio que sin embargo pierde el rumbo en más de una ocasión.

A través del romance de un diplomático francés y un intérprete de la ópera de Pekín, Cronenberg formula una extraordinaria reflexión en torno al amor, el colonialismo y la ficción que, si bien es de sus obras menos conocidas, es de las más logradas.

Cargando

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?