Luis Glez. Rosas

Redactor

Cinéfilo de esos que se paran a pensar en las películas y médico de los que todavía no han salvado vidas. Consigue disfrutar de MARVEL y de Scorsese al mismo tiempo y sin cargos de conciencia. Una vez, M. Night Shyamalan elogió su camiseta.

El amor en su lugar

| Pura contradicción

La película de Rodrigo Cortés se caracteriza por el juego de contrastes entre su historia y su género, la realidad y la ficción, lo que muestra y lo que no, haciendo de ella una obra orquestada desde la mejor paradoja: la que refleja la contradicción humana.

Santos criminales
| Prométete no volver a hacerlo

Esta precuela de «Los Soprano», aun estando orquestada por los mismos que dieron luz a la serie original, se siente como un complemento a la misma. Una obra curiosa y entretenida para su selecto público, pero anecdótica y plana incluso para los muy fans.

Prisoners of the Ghostland
| Poco Nicolas, mucho Cage

La nueva marcianada de Sion Sono se une al plantel de filmes que conforman el «género Nicolas Cage». Con mucha fanfarria, extravagancia y pasión por la estética pero muy falta de desarrollo en unas ideas que generen un interés mínimo por sus personajes.

Silent Night
| Fuera caretas

Un vertiginoso viraje de tonos con un planteamiento convencional y unos giros sorprendentes. La obra de Camille Griffin tiene la madurez y la honestidad necesarias para extraer la comedia de la tragedia y viceversa de forma magistral y única.

Antlers: Criatura oscura
| Comida rápida

Las historias de monstruos ansiosos de carne humana y de hombres despedazados por su pasado no llegan a conciliar del todo en la obra de Scott Cooper. Un filme con un fondo ideal, cuidado en lo más técnico pero perdido en su manejo demasiado raudo.

Freaks Out
| Había una vez un circo

Lo sorprendente de esta obra que desborda originalidad y mimo hacia unos personajes carismáticos hasta la médula compite con lo ajustado de su duración como largometraje que obliga a desenlaces poco alentadores para tan grandes premisas.

The Innocents
| Cambio de lente

El director noruego Eskil Vogt orquesta de forma magistral uno de los reflejos más certeros de la infancia. Una obra que consigue transportarnos de nuevo a los ojos de un niño para mostrarnos lo que ignoramos, lo que anhelamos y lo que tememos.

Halloween Kills
| Se acabaron las sutilezas

Esta secuela a cargo una vez más de David Gordon Green sorprende por ser tan visceral y sanguinaria en su planteamiento como aburrida y monótona en su desarrollo, alejándonos del espectáculo gore de Myers para marearnos con tramas baratas de usar y tirar.

Historias para no dormir
| Se reabre la puerta

Esta nueva versión de la serie de Narciso Ibáñez Serrador a cargo de directores consagrados del género ofrece todo lo que se podría esperar de tal resurrección: terror, suspense, intriga, humor macabro y el talento necesario para disfrutar del insomnio.

In The Earth
| Algo habremos hecho mal

El británico Ben Wheatley prueba suerte una vez volviendo a sus orígenes con una cinta de terror folk que, si bien entraña medios y mensajes más que atrayentes, se pierde en el aura de grandilocuencia y tedio que emana de cada plano.

Le calendrier
| «Como me tires, te mato»

La cinta francesa guionizada y dirigida por Patrick Ridremont rememora el por qué del interés por las películas sobre objetos malditos: su cercanía con el espectador, la temática simple pero entretenida y el imaginario descabellado y sugerente.

El viaje
| Terapia de pareja

Esta nueva producción noruega de Netflix a cargo de Tommy Wirkola supone una tremenda diversión malsana, plagada de humor negro y personajes pintorescos que se crecen en base a la ironía, lo inesperado y lo violento de una relación a punto de inmolarse.

Dune
| Una de cal y otra de arena

Denis Villeneuve, en una nueva adaptación de la obra de Frank Herbert, nos presenta una película que responde a sus inquietudes habituales, rememorándolas, exponiéndolas y expandiéndolas en un terreno colosal, diseñado para el disfrute del espectador.

Tiempo
| Cómo has cambiado...

Shyamalan retoma su eterno tema de la familia, esta vez relegada al inevitable y por ocasiones abrupto paso del tiempo, dando de nuevo señas tanto de su virtuosismo a la hora de manejar la imagen como de su reciente falta de sutileza con los diálogos.

La cosa (El enigma de otro mundo)
| ¿Por qué no esperamos aquí un rato a ver qué ocurre?

El filme del maestro del terror rompió con los convencionalismos del género de acción de la época gracias a su sentido del realismo y a su enfoque terriblemente pesimista de lo desconocido, rozando el nihilismo más amargo en el que la paranoia es reina.

Cargando

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?