Redactor

El séptimo arte es su religión y el cine su iglesia. Joven isleño, periodista y comunicador, busca su Ítaca pese a vivir en una. Cuando puede rueda y cuando no, vive frustrado. Cree en el aburrimiento y la estupidez como el mayor mal y la mirada como el mejor regalo.

De la pasión por el sonido y la pequeña pantalla a la incursión al mundo del cine a través de la interpretación, los clásicos y la épica visual. Coppola, creador de epopeyas fílmicas, disfruta de su vejez refugiado en la belleza de lo sencillo y la calma.

Cada filme es un mundo fragmentado, un universo bajo la sombra de la historia que le ha tocado vivir. El relato de España dejó al séptimo arte como testimonio y siervo de una realidad impuesta y cruda. El tiempo, sin embargo, le regaló la libertad.

John Lee Hancock ejecuta un thriller donde el cliché es el pilar de la narración pero gracias a la forma y al cómo consigue ofrecer una película virtuosa en lo técnico, acertada en ocasiones en el relato y cargada de referencias audiovisuales del género.

Tras las nieblas de Kurosawa, el estilo violento de Polanski y el clasicismo teatral de Welles o Kenneth Branagh, en el año 2015 llegó a los cines una nueva adaptación de «Macbeth», una versión autoral, clásica y contemporánea del director Justin Kurzel.

Contagiado por la acción de Bourne y la actualidad política y mediática americana, Greengrass dirige con estilo clásico y sin pretensiones una obra que respira aires de King Vidor y John Ford para crear un filme que, desde el pasado, habla del presente.

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?