Colaborador

Palabras, preciosas como piedras… / De Iberia el vuelo, el cielo, la pirueta, / transeúnte nocturno, disfrazado, / talento incierto, inocencia inquieta, / la grieta herida, el mar deslavazado, / tantos empeños caros, sin boleta. / Ardor, adusto, amargo, desplazado, / Máscara santa, singular, secreta. / Duerme, sueña el poeta, lo gozado, / Danza su musa rusa, la ruleta.

Un hombre conoce a una mujer. Cautivado mientras la busca, se enamora de una segunda. El sentido de su vida determinará la elección. Son los genuinos Cuentos morales de Rohmer.

0

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?