La fácil mercantilización del cuerpo, y la conquista progresiva de la personalidad, encuentran en esta serie anglosajona un terreno fértil para hacer un retrato social de nuestros tiempos, a veces exagerado, absurdo o dramático, pero no muy cómico.

La mafia rusa de la trata es un marco ideal para que Cronenberg explore más violencias y la psique del honor y la familia. Las aristas de un yo mutante, o el verdadero, emergen de las marcas en otro tipo de nueva carne.

La producción de Pantalla Partida, Imagine y TVE explora la figura de Miguel de Unamuno con la idea de complementar lo que en la versión de ficción de Alejandro Amenábar, «Mientras dure la guerra», pudiera tener menor rigor histórico.

El director Ang Lee tiene la destreza de transmitir al público la falta de afecto y libertad de los protagonistas. Un wéstern fuera de lo común y una aproximación intimista pero desde la distancia a una relación oprimida, carente de tintes románticos.

Recordamos la segunda película de Christopher Nolan. Una obra maestra de principio a fin donde nada se cuenta según las normas, cada detalle cuenta y la realidad comúnmente entendida no es más que una construcción mental que ayuda a sobrevivir.

Desciframos el personal estilo de Takeshi Kitano, uno de los nombres más conocidos del cine japonés, que ha forjado con sus películas la mezcla perfecta entre el realismo más crudo y un lirismo profundamente refinado.

Que tanto drama vikingo en nuestras pantallas no nos haga olvidar cómo sonaba la música en su sociedad. Con un historiador que construye sus propios instrumentos a la cabeza, estos noruegos han creado un nuevo estándar de folk europeo.

Janis Joplin fue la primera estrella femenina del rock que gritó la libertad que ansiaba y cantó el dolor que llevaba consigo. Sus canciones siguen influyendo generación tras generación, consagrándola así como el icono musical y transgresor que fue.

La fácil mercantilización del cuerpo, y la conquista progresiva de la personalidad, encuentran en esta serie anglosajona un terreno fértil para hacer un retrato social de nuestros tiempos, a veces exagerado, absurdo o dramático, pero no muy cómico.

Que tanto drama vikingo en nuestras pantallas no nos haga olvidar cómo sonaba la música en su sociedad. Con un historiador que construye sus propios instrumentos a la cabeza, estos noruegos han creado un nuevo estándar de folk europeo.

Janis Joplin fue la primera estrella femenina del rock que gritó la libertad que ansiaba y cantó el dolor que llevaba consigo. Sus canciones siguen influyendo generación tras generación, consagrándola así como el icono musical y transgresor que fue.

Doom Eternal es un juego solo apto para manos hábiles y mentes rápidas que, sin paños calientes, es una obra maestra del género de disparos en primera persona. Lo hemos jugado, lo hemos sufrido y te contamos por qué es tan bueno.

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?