Los 10 Mejores Música

Al final de la lista de los 10 hombres más sexis del cine, había dicho que a lo mejor se me daba por hacer una lista de las bellezas musicales, que no todas las caras bonitas están en las pantallas. Y aquí estoy, con 10 mujeres en la recámara listas para dar forma a otra enumeración de estas que me encantan —tranquilidad, la de los hombres, igual que ocurrió con el cine, también llegará—.

Realmente, el mundo de la música también está muy ligado al esplendor físico de sus integrantes. El sex appeal es un componente esencial dentro del espectáculo visual —Elvis Presley, por ejemplo, basaba gran parte de su carisma en esos movimientos de cadera puramente sexuales—, y el hecho de despertar los más primitivos instintos dentro de las personas que además disfrutan de la música hace que el cóctel sea ya imparable.

No quiero hacerme más de rogar, así que allá va la lista de las 10 mujeres —para un servidor— más guapas de la música, con las que además os adjunto un tema de cada uno de sus grupos.

Hayley Williams. (USA, 1988). Vocalista de Paramore.

image

Esta chica es mi verdadera pasión privada. Con esos ojos verdes, esa piel de porcelana y ese pelo imposible no tiene muchas competidoras reales para alzarse con el honor de ser una de las mujeres más deseadas de la música. Tiene además un registro vocal impresionante, y es una compositora excelente. Poco más que decir sobre ella, en realidad.

Ariel Bloomer (USA, 1988). Vocalista de Icon for Hire.

image

Otra con unas pintas y un pelo para enmarcar —en realidad, casi todas las de esta lista son un espectáculo visual más allá de sus cualidades naturales—. Esta chavala tiene también un par de ojos que meten miedo, y canta de un modo muy particular y, hasta cierto punto, sensual. Una verdadera belleza y un grupo que, aprovecho, te recomiendo, querido lector.

Lzzy Hale (USA, 1984). Vocalista y guitarrista de Halestorm.

image

Una verdadera bestia humana del canto, que además, y precisamente por eso, arrastra con ella una sensualidad apabullante. No es la más guapa, ni la más resultona, pero esa voz y esas canciones hacen que gane enteros. Tiene además un carisma arrollador, y encima de un escenario hasta el maracaná se le quedaría pequeño.

Emilie Autumn (USA, 1979). En solitario.

image

Esta chica tiene todo a su favor para ser un show irrepetible, una fuerza de la naturaleza. Bella como pocas, es una violinista, poeta, artista en general, que se dedica a componer e interpretar desde música clásica hasta rock experimental o cabaret. Los ropajes que gasta también son para donarlos a un museo —harían que Harley Quinn muriese de envidia—, lo sé, pero esa estética es también una parte vital de que se sea tan atractiva.

Simone Simons (Holanda, 1985). Vocalista de Epica.

image

Ay Simone. Pelirroja de figura esbelta y piel transparente, está considerada una de las mujeres más deseadas del metal. Es una mezzosoprano impecable, con una voz limpia y pura como no hay dos, especialista en el canto lírico, con el que hace verdaderas maravillas dentro de su banda de metal sinfónico. No dejes de escucharla, y tampoco de mirarla.

Gwen Stefani (USA, 1969). Ex-vocalista de No Doubt ahora en solitario.

image

Mi amor platónico de juventud, cuando aún era joven e inexperto —ahora solo soy inexperto—. Los años la han tratado muy bien, aún mantiene esa belleza casi virginal que la caracterizaba en sus años al frente de No Doubt. Su voz, además, es reconocible hasta debajo del agua, y como showgirl no tiene precio. Una artista pop de los pies a la cabeza que puede hacer tus delicias la mires por donde la mires.

Cristina Scabbia (Italia, 1972). Vocalista de Lacuna Coil.

image

Diva del gothic metal, esta contralto de mirada impenetrable tiene un puesto eterno en mi lista de las mujeres más atractivas de la música. Esa indumentaria recargada junto con esa sonrisa tímida hacen de ella un verdadero espectáculo. Lástima que en Lacuna Coil, una banda muy recomendable, comparta protagonismo en el micrófono con un cantante mucho más limitado que ella.

Avril Lavigne (Canadá. 1984). En solitario.

image

No sé por qué, pero siempre sentí debilidad por esta chica. Bueno, en realidad sí sé por qué, y es por esos ojos verdes y esa apariencia de eterna triste atormentada —aunque seguramente nada más lejos de la realidad—. Su música no es santo de mi devoción, tiene solo un puñado de canciones que me parecen dignas, pero ella físicamente cuenta con toda mi atención.

Shirley Manson (Escocia, 1966). Vocalista de Garbage.

image

Esta mujer lleva personificando el morbo puro un montón de años. Esa mirada congelada es la que da nombre al deseo, y su forma de cantar es puro sexo. Garbage es otro de los grupos de mi juventud, y como tal siempre tendré un lugar para Shirley en mi corazoncito.

Karin Axelsson (Suecia, 1986). Bajista de Sonic Syndicate.

image

Nunca lo acabaré de comprender, pero las bajistas siempre están buenísimas —de hecho, mi chica es una de ellas—. Debe ser el ritmo, o que el bajo de por sí mismo es un instrumento terriblemente sexy, pero el caso es que esta sueca del demonio es puro deseo. Esos tatuajes y esa mirada gélida le podrían para el corazón dos veces a un cadáver, por no mencionar el talento que tiene la chica para romper tímpanos con su grupo —al que te recomiendo escuchar—.

EXTRA: Taylor Momsen (USA, 1993). Vocalista de The Pretty Reckless.

Y he aquí que he tenido, pobre de mí, que añadir a otra de mis divas personales. Ésta última, que entra a modo de extra, es Taylor Momsen. Modelo reconvertida a actriz reconvertida a vocalista, guitarrista y compositora. Y es la reverenda hostia en todo ello. Sensual como pocas, con ese estilo de ‘canto a desgana porque soy una sobrada’, y atrevida as hell, entra en un puesto de honor dentro de mi clasificación de las mujeres más guapas de la música.

Y así llegamos, una vez más, al final de otra lista. Como siempre, todas estas chavalas son fruto de un sondeo personal e intransferible, por lo que te insto, querido lector, a proponer las tuyas si no estás de acuerdo —de hecho, si estás de acuerdo también, qué coño—. En breve la de los tíos buenos de la música, si es que no se me cruzan los cables antes y me pongo con otra cosa.

Personaje que nace en la década de los 80 y se preocupa, sobre todo, por las cosas que no tienen demasiada importancia. Psicólogo de formación, fotógrafo de profesión, cineasta de ambición.

Entrada siguiente

Deja un comentario