Reflexiones

¿De que sirve hacer lo que se espera de ti? La razon de la existencia va mas alla de las grandes expectativas, no es necesario dejar satisfecho a todo ser viviente para sentirte realizado como persona. Egoismo lo llaman. Analizandolo, llego a la conclusión que el egoismo es algo inherente a la naturaleza humana, por el simple hecho de que es algo necesario para nosotros. ¿Qué seria de la humanidad si pensaramos mas en los demas que en nosotros mismos? No tendríamos razón de existir, dado que la principal razón de la existencia, ya mencionada por Aristóteles en el IV a. de c. (Actividades Contemplativas), es alcanzar la felicidad, y como dijo Nietzsche muchos siglos mas adelante, el ser humano es el dueño de su vida, y el responsable de lo que se quiera alcanzar; inferimos entonces que el hecho de actuar de manera acorde al resto de personas no es sino una manera de satisfacer nuestra sensación de solidaridad, nuestra necesidad de ir en el cauce del río.

El ser humano esta concebido para sobrevivir en multitud, pero nada mas que eso, es decir, la persona puede apoyarse en otros de su condición, pero nunca relegarse en sus tareas de aprendizaje de la realidad y conocimiento. La vida es una sensación contrarreloj, se ansia realizar todo lo que se supone que deberíamos hacer. Pero no es sino una manera de sentirnos realizados de manera artificial, fruto de una realidad mal pensada. Por dentro conocemos nuestra manera de alcanzar ese bienestar, pero nos hace daño admitirla, nos hace sentir egoístas. Egoístas. Otra vez hemos llegado al mismo punto, del que habíamos partido. ¿Qué es ser egoísta? ¿Es ser egoísta luchar por la felicidad?. Maquiavelo dijo que “El fin justifica los medios”, no comparto esa afirmación, pero si la entiendo, y nada mejor para hacerlo que darse cuenta de lo que uno mismo siente. ¿Hasta donde podríamos llegar por amor?. Una persona necesita abrirse a alguien para encontrar lo que busca, necesitamos poner las piezas del puzzle sobre la mesa para encontrar la que falta. El miedo que tenemos es saber en que mesa esparcirlas, en que persona apoyarnos. Nadie nos merece confianza para hacerlo, y eso no significa que seamos egoístas, significa que somos reservados, y al igual que somos entes de multitud, también somos seres individuales. Entes que se componen de deseo y de necesidad de actualización, ergo de interacción comedida.

El egoísmo es una palabra que designa a las personas que luchan por ser felices. Y eso nos convierte en seres alienados esclavos de la verba, en vez de pensar con el corazón.

Personaje que nace en la década de los 80 y se preocupa, sobre todo, por las cosas que no tienen demasiada importancia. Psicólogo de formación, fotógrafo de profesión, cineasta de ambición.

Entrada siguiente

Deja un comentario